08 jul 2020

Ir a contenido

segundo dividendo digital

La resintonización de canales para dar paso al 5G se inicia el 24 de julio

Mallorca, Ibiza, Formentera y algunos municipios de Cáceres y Huelva serán los primeros en apagar la TDT

Barcelona es una de las siete provincias que no estarán afectadas ni tendrá que hacer algún cambio

Sara Ledo

Antenas en una ciudad.

Antenas en una ciudad.

El segundo dividendo digital empieza la semana que viene. El 24 de julio comienza el cambio de frecuencias para liberar la banda de 700 MhZ que permitirá el despliegue de las redes 5G y que requerirá la resintonización de los canales de televisión en la mitad de la geografía española. Una adaptación que no incluye ni a las viviendas individuales ni a algunas zonas como la provincia de Barcelona, donde únicamente se deberán resintonizar los televisores.

En la actualidad, la banda de los de 694-790 MHz (banda 700 MHz) del espectro radioeléctrico está parcialmente ocupada por los canales de TDT. Para comenzar con el despliegue de redes de 5G el 30 de junio de 2020 en línea con la Unión Europea, las cadenas deben liberar esta banda, lo que supone una resintonización de los canales de televisión en algunas zonas. En concreto, 850.000 edificios que afectan a la mitad de la población española (21 millones de personas) se verán afectados por este cambio que se realizará de manera paulatina.

Los primeros encendidos de nuevas frecuencias de televisión digital terrestre (TDT) tendrán lugar la próxima semana en Mallorca, Ibiza y Formentera, así como en 94 municipios del norte de la provincia de Cáceres, y el 26 de julio en 24 municipios del sur de Huelva. Unos 36.000 edificios de estas zonas tendrán que adaptar sus instalaciones de antenas colectivas para continuar recibiendo la oferta de canales TDT, para lo que dispondrán de un máximo de seis meses desde el anuncio hasta el 'apagón'. Así, para facilitar esta transición y minimizar el impacto, las cadenas emitirán durante un tiempo en el canal actual y en el nuevo (simulcast), antes de proceder al apagado definitivo y que así los usuarios puedan realizar los cambios o adaptaciones necesarias.

El motivo de comenzar por estas zonas se debe a que hasta que no se ejecuten determinados lugares no se puede realizar en otros, así en el caso de Mallorca e Ibiza, hasta que no se realice en estas dos provincias, no se puede realizar a la Comunidad Valenciana. El siguiente paso llegará a partir de septiembre, cuando se procederá al encendido de nuevas emisiones en otras zonas geográficas como Albacete, Almería, Badajoz y Santa Cruz de Tenerife. Y a partir de entonces seguirán de forma gradual por el resto de municipios hasta el 30 de junio de 2020 que se libere la banda. 

El anuncio sobre qué zonas les seguirán vendrá después, sin embargo, hay siete que no estarán afectadas: las provincias de Asturias, Barcelona, A Coruña, Menorca, Melilla y una parte de las provincias de Toledo Murcia porque en esas zonas las televisiones no emiten por frecuencias de la banda de 700 MhZ. Y lo único que podría ocurrir en estas zonas es que dentro de un tiempo tengan que resintonizar algunos programas, pero con el mando y no a través de la antena.

No hay que cambiar ni la televisión ni las antenas

El impacto de este 'apagón' para los usuarios será limitado –no tendrán que cambiar el televisor ni tampoco instalar antenas- y solo afectará a los edificios comunitarios que deberán resintonizar las antenas, con un amplificador monocanal o reampliando la centralita dependiendo de la instalación técnica del edificio. En las viviendas individuales no hay que hacer ninguna adaptación, más allá de resintonizar los televisores.

Para realizar el cambio, el Gobierno ha habilitado un listado de instaladores autorizados a través de una página web disponible para el segundo dividendo digital. Además, el Ejecutivo tiene previsto dar ayudas públicas (que estarán disponibles para solicitarlas a partir del 20 de septiembre) para las comunidades de vecinos o administradores de fincas que cumplirán el total del gasto: entre 104,3 euros y 677,95 euros, dependiendo de las características de los edificios.

Subasta 5G entre enero y febrero del 2020

El director general de telecomunicaciones y tecnologías de la información, Roberto Sánchez, ha anunciado que la subasta de espectro para asignar esa banda (700 MhZ) a los operadores de telecomunicaciones llegará en el mes de enero o febrero de 2020, para que cuando se complete el proceso de la subasta coincidan en el tiempo los resultados de la subasta con la liberación de la banda que llegara el 30 de junio de 2020.

Sánchez insistió –como ya había asegurado la ministra Nadia Calviño- en que la subasta no tendrá "un especial afán recaudatorio", aunque recordó que "está en el tejado de los operadores decidir en qué momento paran de pujar". Además, añadió que la subasta tendrá un diseño similar al de siempre en tanto que serán de rondas múltiples al alza. Sobre la petición efectuada esta semana por el consejero delegado de MásMóvil de reservar una parte del espectro para los operadores alternativos, Roberto Sánchez aseguró que lo están analizando: "Lo estamos estudiando, no tenemos una decisión tomada".