Ir a contenido

CONSUMO

El 9,4% de los catalanes compra ya más de una vez a la semana por internet

Un estudio de la Agència Catalana del Consum refleja que el 97,2% de los consumidores están satisfechos con el servicio recibido por sus compras en la red

Eduardo López Alonso

Un supermercado de Barcelona.

Un supermercado de Barcelona. / RICARD CUGAT

Internet ha modificado claramente los hábitos de consumo de buena parte de la población catalana. Un estudio realizado por la consultora MDK para la Agència Catalana del Consum (ACC) asegura que el 15,5% de la población compra al menos una vez a la semana por internet y el 9,4% más de una vez por semana. Y lo que alarma más a los comerciantes más tradicionales es que el 97,2% de los consumidores en la red se muestran satisfechos con el servicio recibido en sus compras. El trasvase de los consumidores del comercio tradicional a la tienda 'on line' es imparable. Son algunos de los resultados de un estudio presentado este viernes por la directora de la ACC, Elisabeth Abad, y que pretende dibujar los hábitos de consumo y las tendencias de futuro con datos accesibles a cualquier empresa que requiera redefinir sus estrategias comerciales. 

Según el secretario de Empresa i Competitivitat, Quim Ferrer, el reto de internet y la gran distribución obliga al comercio tradicional a prepararse tecnológicamente y "potenciar la proximidad emocional con los consumidores y buscar su empatía". En su opinión, "los pueblos pequeños tienen un reto complicado, que es mantener la actividad del pequeño comercio urbano para evitar la despoblación". Ferrer defendió que se necesita "poner fácil la venta por internet" y mejorar el mix comercial en los núcleos urbanos, una oferta que debe sumar ocio, restauración y compras.

El estudio de tendencias de consumo actuales muestra dos claras áreas inexcusables de desarrollo. La primera es internet, ya que el 60% de los consumidores ya utilizan la red para sus compras. La segunda es el auge de los productos de proximidad o Km0 y ecológicos. En opinión de Sergio Romero, autor del estudio de MDK, una de las novedades relevantes de su estudio de campo es ese peso creciente de las compras por internet y la satisfacción que muestran los consumidores habituales. Internet se está ganando la confianza de los consumidores de manera rápida. El 27,9% de los encuestados compradores en internet confesaron haber adquirido en los últimos tres meses algún producto de moda o complementos en internet, el 18,1% de electrónica, y el 14,9% de ocio (entradas, libros, juguetes...).

El informe destaca en el lado negativo que la telefonía sigue como el servicio que genera más incidencias en temas de consumo, con el 11,3% del total. En el 34,4% de los casos esas incidencias se deben a problemas con las facturas, mientras que el 18,8% son el resultado de ofertas o tarifas engañosas. 

El segundo sector que genera más quejas es el de electrodomésticos, con un 2,8% del total, o el transporte aéreo  (el 2,7%), según el estudio de MDK. Aunque el 72,5% de los catalanes confiesan que no han sufrido ninguna incidencia de consumo en el último año, el estudio alerta de que "el grado de conocimiento sobre derechos de consumo es moderado".

Con respecto a tendencias de consumo en auge, otro estudio encargado a la consultora Labrand abona el desasosiego pero abre nuevas esperanzas. La concienciación medioambiental gana peso, en el marco de una hipersegmentación de los clientes, con nichos de mercado que requieren adaptación y flexibilidad a los comercios. "Cada consumidor es un mundo y el panorama es infinitamente diverso". Resulta que los analistas del comportamiento social resaltan que fruto de los cambios rápidos se fortalecen las tendencias de consumo nostálgicas. En opinión de Ana Reventós, experta en estrategia de marca de la consultora Labrand, "las contradicciones se han acentuado con la tecnología y la hipersegmentación, pero los consumidores exigen cada vez más a las marcas que tomen partido, que sean más éticas y más honestas con sus clientes".