Ir a contenido

banca

Muere Emilio Ybarra, expresidente del BBVA

El banco da a conocer un comunicado en el que expresa su "reconocimiento" al exejecutivo

El Periódico

Emilio Ybarra.

Emilio Ybarra. / SERGIO BARRENECHEA (EFE)

El expresidente del BBVA, Emilio Ybarra, ha muerto este miércoles en Madrid tras sufrir un derrame cerebral. El banquero, nacido en San Sebastián, dirigió el banco entre los años 1990 y 2001. Abandonó la presidencia del banco en diciembre de 2001 junto al consejero delegado Pedro Ruiz Uriarte.

La entidad financiera ha hecho público un comunicado este miércoles en el que señala que "su contribución fue decisiva en la historia del Grupo BBVA, y de manera determinante en el exitoso proceso de internacionalización de la entidad en América Latina". En ese mismo comunicado el actual presidente de la entidad, Carlos Torres Vila ha señalado: "Me gustaría expresar el reconocimiento y el agradecimiento de todo el Grupo BBVA a Emilio Ybarra por su extraordinaria labor, y trasladar nuestro más sentido pésame a su familia. Descanse en paz”.

Fue presidende del BBV (Banco Bilbao Vizcaya), tras la fusión de los dos bancos con sede en Bilbao. Posteriormente Ybarra dirigió la fusión de la entidad con Argentaria, operación que se produjo en 1999 y que dio lugar a al actual BBVA. Se vio salpicado por el escándalo de los fondos del banco en paraísos fiscales y tuvo que abandonar la presidecia por esa razón.

Contabilidad oculta

Desde 1987 y hasta el año 2000, el BBV mantuvo una contabilidad oculta a la oficial en varios paraísos fiscales como Jersey, Liechtenstein o las Islas Caimán. Las investigaciones apuntaron que había más de 3.300 millones de pesetas en dinero B repartido en 22 fondos de pensiones secretos que correspondían a 19 miembros del consejo de administración del banco. Toda esta contabilidad no estaba reflejada en las cuentas oficiales de la entidad y fue lo que acabó desatando la investigación primero del Banco de España y posteriormente de la Audiencia Nacional. 

Tras producirse la fusión con Argentaria, esta doble contabilidad salió a la luz y el banco la legalizó en enero de 2001. A causa de la unión de las dos entidades, existía una doble copresidencia con los dos jefes de las anteriores entidades, Emilio Ybarra (de BBV) y Francisco González (de Argentaria). Este último, al enterarse de la existencia de esta contabilidad B, optó por la regularización de las cuentas sacando a la luz su existencia. Con este movimiento se terminó desencadenando una investigación que se saldó con la dimisión de Ybarra y con el caso en los tribunales.

Temas: BBVA