Ir a contenido

previsión

Exceltur prevé una temporada de verano similar a la del 2018

El descenso de los destinos de sol y playa reducirá el número de visitantes extranjeros

Sara Ledo

La playa de la Barceloneta, abarrotada.

La playa de la Barceloneta, abarrotada. / JORDI COTRINA

El sector turístico español afronta con moderado optimismo la temporada de verano. Las previsiones del ministerio de Industria, Comercio y Turismo que preveían un alza del 1,7% en el volumen de llegadas de los turistas extranjeros este verano son vistas con cierta distancia por los empresarios del sector que apuntan hacia una evolución positiva en los destinos vacacionales más dependientes de la demanda española y de las ciudades, frente a caídas en las zonas de 'sol y playa' más condicionadas por el turismo extranjero.

Según la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur), en el tercer trimestre del año seguirá consolidándose la tendencia de ralentización del consumo turístico extranjero -iniciada en el arranque de 2018- con niveles similares a los del verano pasado y aumentos moderados de los ingresos, debido a la recuperación de los destinos competidores como Turquía y Egipto. "Se levanta el velo de unas desgracias ajenas que nos han beneficiado en un pasado reciente. Por eso, se hace cada día más urgente nuevas inversiones y ciclos de crecimiento sostenible en destinos clave maduros de 'sol y playa' que son las grandes fábricas del turismo español con un 60% de la actividad", apuntó en rueda de prensa el vicepresidente de Exceltur, José Luis Zoreda.

El lobi, que agrupa a una veintena de empresas del sector, apunta hacia una caída de los destinos de 'sol y playa', especialmente en Baleares y Canarias. Sin embargo, la demanda española crece, "por el incremento de la renta disponible de las familias y la posibilidad de comercializar más plazas", en la mayor parte de estos destinos vacacionales de costa pero no es capaz de compensar el descenso de la demanda extranjera, especialmente en las zonas más turoperizadas. Como ejemplo, estos destinos recibieron un 3,6% más de turistas nacionales (400.000 pernoctaciones) en el segundo trimestre del año y perdieron 2,7% de demanda extranjera (980.000 pernoctaciones).

Frente a esta caída de los destinos de 'sol y playa' avanzan las ciudades de Barcelona, Madrid y Valencia y los destinos del interior (las dos Castillas y Navarra), el litoral catalán, Asturias y Galicia son las que presentan las mejores perspectivas para este verano, según los empresarios.

En general, desde Exceltur inician la temporada de verano con una mirada de progresiva desaceleración de la actividad turística en España que se materializa en una previsión del crecimiento del PIB turístico en un 1,6 % para el conjunto del 2019, situándose por segundo año consecutivo por debajo del incremento previsto para la economía española (del 2,4 %).

Temas: Turismo