Ir a contenido

Mercado laboral

España bate su récord histórico de ocupados con 19,5 millones de trabajadores

El paro desciende hasta los 3 millones de desempleados, el nivel más bajo desde noviembre del 2008

Catalunya también supera su máximo registro de empleo, con 3,5 millones de ocupados

Gabriel Ubieto

El paro cae en 63.805 personas en junio, el dato más bajo en once años. / JOSEP GARCÍA (VÍDEO: EUROPA PRESS)

Junio es uno de los meses históricamente buenos para el empleo, aunque el sexto mes de este 2019 será recordado, de momento, por ser el mes en el que España batió su récord histórico de ocupación. Con 19,5 millones de afiliados en la Seguridad Social, nunca el mercado de trabajo español tuvo registradas tantas personas en activo y supera las cifras de junio del 2007, justo antes del estallido de la crisis económica. Una efeméride a la que también se sumó Catalunya, con su particular máximo histórico, con 3,5 millones de ocupados. En paralelo, el paro en el conjunto de España continuó en su senda de descenso, por cuarto mes consecutivo, hasta situarse ligeramente por encima de los tres millones de desempleados, la cifra más baja desde noviembre del 2008, tal como constatan los datos publicados este martes por el Ministerio de Trabajo. 

El mes de junio alcanzó máximos históricos más por persistencia que por registrar números particularmente buenos. La Seguridad Social sumó respecto al mes de mayo 75.584 nuevos afiliados, el junio más discreto en los últimos cuatro años; alcanzando los 19.517.697 trabajadores en activo en España. El mercado laboral español arrastra signos de cierto agotamiento, pese a acumular registro muy por encima de la media europea. Respecto a junio del 2018 sumó 510.707 afiliados, a un ritmo del 2,7%, cuando empezó el año al 2,9% y en junio del año pasado crecía al 3,1%.

Otra cifra para el titular que dejan los datos del Ministerio de Trabajo, aunque este acumula cuatro meses consecutivo superando su marca, es el de la ocupación femenina. Esta subió hasta las 9.050.836 trabajadoras, una vez más la cifra más alta en el estadístico y que se consolida por encima de la simbólica barrera de los nueve millones. Algo de especial "mérito", según ha destacado el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, en rueda de prensa, teniendo en cuenta que en junio se destruyen debido al fin del curso muchos puestos de trabajo en la educación, sector muy feminizado. El ritmo de crecimiento del empleo femenino se mantiene por encima del masculino, con una evolución internanual del 3,1% para ellas y del 2,5% para ellos, que, por su parte, sumaron un total de 10.398.364 afiliados.

Hostelería y temporalidad

Marcado por un fuerte componente estacional, el mercado laboral español creció en afiliación en la mayoría de los sectores económicos, aunque lo hizo con especial intensidad en la hostelería, con 37.225 nuevos ocupados (2,63%); en las actividades sanitarias y de servicios sociales, 31.799 (2,06%) y el comercio y la reparación de vehículos de motor, con 28.217 (1,16%). Por el contrario, y coincidiendo con el final del curso escolar, los profesionales de la educación registraron un descenso de 53.423 afiliados a la Seguridad Social, lo que representó un descenso del 5,5%. 

La temporalidad ha sido un mes más la tónica dominante en la contratación y la 'cara B' de las grandes cifras de ocupación. En junio se firmaron algo más de dos millone de contratos, el 91,3% de los cuales fueron temporales. Esa preponderación de la eventualidad respecto a los contratos indefinidos lleva cuatro meses consecutivos en ascenso. 

Catalunya tambien luce récord

Si el conjunto de España alcanzó su récord de afiliación a la Seguridad Social, Catalunya no se quedó al margen de la efeméride y registró su particular máximo histórico, con 3.508.443 trabajadores en activos. Una cifra que supera, a su vez, a la estadística más abultada hasta ahora, que era también de junio del 2007.

Por lo que respecta al desempleo, Catalunya cerró junio con 357.272 desempleados, el 3,7% menos respecto al mes de mayo del 2019 y el 3,5% menos que en junio del año pasado. El nivel de paro es el más bajo en un mes de junio desde el 2008, aunque denota signos claros de agotamiento en su tendencia reductora, pues el mercado de trabajo catalán comenzó el año con ritmos de disminución del paro del 5,8%; más de dos puntos por encima de la de junio.

Emprendimiento de baja intensidad

El empleo entre los autónomos también aumentó, aunque a un ritmo sustancialmente más discreto que los asalariados. En junio la Seguridad Social tenía constancia de 3.286.600 trabajadores por cuenta propia, el 0,4% más que en junio del año anterior. Este colectivo, que en el periodo previo a la crisis registraba crecimientos muy elevados (en junio del 2008 aumentó a nivel interanual al 8,8%), acumula en los dos últimos años cifras pobres. Este 2019, exceptuando el mes de enero, el resto de meses ha crecido interanualmente siempre por debajo del 1%.