Ir a contenido

gran distribución

El Corte Inglés, más familiar

Marta Álvarez será la presidenta del grupo y su hermana Cristina puede serlo de la Fundación Ramón Areces, que posee el 37% del capital

Agustí Sala

Marta Álvarez, posible nueva presidenta de El Corte Inglés, en una foto de archivo

Marta Álvarez, posible nueva presidenta de El Corte Inglés, en una foto de archivo / archivo

El Corte Inglés es una empresa familiar. Y a partir de julio se notará más. Está previsto que el consejo de administración que se celebrará el mes que viene aborde el nombramiento de Marta Álvarez, hija del presidente del grupo fallecido en el 2014, Isidoro Álvarez, como presidenta no ejecutiva.

Paralelamente, está previsto que su hermana, Cristina pase de la vicepresidencia a la presidencia de la Fundación Ramón Areces, que tiene el 37,79% del capital en sustitución de Florencio Lasaga, un «directivo de la casa de toda la vida». Esa es una decisión que corresponde al consejo de la fundación, pero parece que cuenta también con el máximo consenso.

Según fuentes de la compañía, Marta Álvarez cuenta con apoyos suficientes para que se le ratifique como presidenta no ejecutiva en representación de la propiedad, aunque luego esto deberá ser confirmado por la junta de accionistas en agosto. El cambio se producirá poco más de un año después de que el consejo de administración cesara a Dimas Gimeno, primo de la futura presidenta; y nombrara presidente ejecutivo a Jesús Nuño de la Rosa, que volverá a ser consejero delegado y responsable de los negocios de viajes, seguros y la financiera que el grupo tiene con Banco Santander.

De esta forma, la compañía volverá al esquema de octubre del 2017, con presidencia no ejecutiva por parte de Gimeno y dos consejeros delegados. Uno era Nuño de la Rosa y el segundo Víctor del Pozo, que lleva el negocio de distribución y grandes almacenes, que supone en torno al 70% de los ingresos del grupo.

Fuentes conocedoras del funcionamiento de este imperio del comercio aseguran que Nuño de la Rosa no llegó a cambiar ni siquiera de despacho hace un año porque ya «estaba previsto que su cargo como presidente fuera provisional», afirman.

Accionistas

Tras la Fundación Ramón Areces (37,79 %), los otros accionistas principales de la cadena son IASA (tendedora de la participación del 22,18 % de Isidoro Álvarez y de la que las hermanas Álvarez tienen el 69% y la familia Gimeno el 31%), Primefin (que aglutina el 10 % que posee el jeque Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani) y las sociedades de otros herederos de las familias fundadoras Corporación Ceslar (9 %) y Cartera Mancor (7%).

Tras la expulsión el año pasado de Dimas Gimeno del consejo de administración, el máximo órgano de gobierno de El Corte Inglés cuenta con dos consejeros independientes, Fernando Becker y Manuel Pizarro; dos consejeros ejecutivos (Nuño de la Rosa y Víctor del Pozo) y dos consejeros externos, los históricos Florencio Lasaga (84 años) y Carlos Martínez Echevarría (82 años). El resto de asientos los ocupan las hermanas Marta y Cristina Álvarez, Carlota Areces (Ceslar), Shahzad Shahbaz (representante del jeque) y Paloma García Peña (Mancor).

El acceso a la presidencia de Marta Álvarez llegará mientras la familia de Gimeno continúa con su batalla judicial por la herencia de Isidoro Álvarez. El pasado marzo quedó visto para sentencia el juicio en relación a IASA. Los hermanos de Isidoro Ávalez, María Antonia y César, (madre y tío de Gimeno), acusan a Marta y Cristina de vaciar dicha sociedad, controlada en un 69% por ellas y en un 31% por Gimeno y su familia. Queda por resolver también la demanda en la que María Antonia Álvarez plantea la nulidad del acta de adopción de Marta y Cristina por parte de su hermano Isidoro, entre otras cuestiones, según informa la agencia Efe.