Ir a contenido

fiscalidad medioamiental

La AIReF calcula que equiparar los impuestos de diésel y gasolina aportaría 1.318 millones

Su presidente estima que el impacto sería mucho mayor para los hogares con mayores rentas

La CNMC destaca que el trato favorable al gasóleo es una excepción en la Unión Europea

P. Allendesalazar

José Luis Escrivá, presidente de la AIReF.

José Luis Escrivá, presidente de la AIReF. / el periódico

La elevación del impuesto al diésel para equipararlo a la carga fiscal de la gasolina que pretende el Gobierno permitiría al Estado recaudar 1.318 millones de euros más este año. Así lo ha estimado este viernes el presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, quien ha destacado que el impacto de este alza sería mayor para los hogares con rentas más altas. Así, de media se verían afectadas el 41% de las familias, pero el 61% de las más ricas y el 8% de las más pobres. El mayor número de coches en propiedad y su mayor uso puede explicar esta disparidad.

El año pasado, todavía en la oposición, el PSOE planteó esta iniciativa para "revertir una medida que se adoptó hace años en la creencia de que el diésel era menos contaminante que la gasolina" y calculó que permitiría una recaudación adicional de 2.140 millones si se aplicaba de una vez o de 600 millones si se hacía de forma escalada. En el proyecto de presupuestos para el 2019 que rechazó el Congreso, los socialistas ya en el Gobierno incluyeron un alza de 3,8 céntimos por cada 100 litros de combustible como primer paso (la tributación del gasóleo es ahora 9,3 céntimos inferior a la de la gasolina).

En un curso de la APIE y el BBVA en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en el que también ha participado, el presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada ha señalado que el Gobierno no le preguntó en su día sobre dicha equiparación progresiva introducida en el proyecto de cuentas públicas para este año, pese a que debería haberlo hecho para que emitiera una valoración no vinculante al respecto. También ha subrayado que la "diferencia fiscal a favor del diésel no es frecuente en otros países de la Unión Europea.

Escrivá, por otro lado, ha subrayado que la fiscalidad medioambiental o verde en España es del 1,83% sobre el PIB con datos del 2017, frente al 2,4% de la Unión Europea y el 2,37% de la zona euro. Además, el nivel de recaudación en este tipo de impuestos ha caído desde el 2,1% del 1995. Y hay gran disparidad autonómica con sus tributos propios: va desde el 0,8% de Extremadura hasta el 0,1% de Catalunya, Cantabria, Madrid y La Rioja. "El sector público también puede jugar un papel importante canalizando fondos hacia inversiones sostenibles", ha añadido tras destacar que las inversiones medioamientables que se permiten fuera de las restricciones de la regla de gasto apenas suponen el 1% de las inversiones totales de los ayuntamientos y el 4% en las autonomías.