Ir a contenido

APUESTAPORLAINNOVACIÓN

Damm invierte 10 millones de euros en su plan de transformación digital

La cervecera catalana ha invertido 10 millones en un plan de transformación digital para actualizar la cultura de la empresa

"Debemos no tener miedo a equivocarnos", afirma Gil

Josep M. Berengueras

Laura Gil, directora de transformación digital de Damm.

Laura Gil, directora de transformación digital de Damm. / Robert Ramos

¿Puede una compañía tradicional fundada hace más de 140 años y dedicada al gran consumo innovar en todos los ámbitos? Damm quiere que la respuesta a dicha pregunta sea afirmativa, y para ello ha impulsado un departamento de transformación digital en el que ha invertido, hasta la fecha, 10 millones de euros para "que todos y cada uno de los trabajadores de la empresa, incluidos los colaboradores, vean como la transformación digital impacta en el negocio", destaca a este diario Laura Gil, directora de transformación digital de la cervecera catalana.

La firma creó hace dos años y medio este departamento, en el que actualmente trabajan 10 personas. "Estamos en contacto con todas las áreas, por lo que en realidad somos muchos más los implicados", asegura. Comenzaron con 115 propuestas de cambio, y actualmente gestionan ya más de 145 iniciativas. "Una manera de resumirlo es que hasta ahora la compañía analizaba los datos que tenía para saber qué había pasado y porqué. Ahora, lo que hacemos es analizar esos datos para predecir qué pasará", señala.

Esta transformación va, pues, de datos ("ahora conocemos mejor a nuestros clientes", señala Gil), pero también de impresión 3D, de realidad virtual, de una mayor vinculación con los usuarios a través de la tecnología, de teletrabajo, de sensorización total de las fábricas o de concienciación y formación de los trabajadores, entre otras muchas materias. ¿Se toma en serio la directiva de Damm el plan? "Dependemos directamente del departamento de presidencia. Eso explica claramente cuán de importante es este plan para la empresa", destaca Gil.

Otra de las líneas a explorar por la firma es la de las 'start-ups'. Damm, que ya es patrón de la Mobile World Capital Barcelona y 'main partner' de Barcelona Tech City, ha inaugurado también un espacio propio dentro del Pier 01 ('la casa de las start-ups') para estar más cerca de las disrupciones. "Ya tenemos algunas 'start-ups' que son proveedores. No descartamos en el futuro explorar otras fórmulas", señala en referencia a posibles incubaciones o aceleraciones.

Gil tiene claro, además, que lo ideal es que el papel de su equipo sea cada vez menor. "Lo ideal es que cada departamento asuma este cambio como propio y que no se nos necesite", destaca. Mientras, la empresa tiene que estar "preparada para afrontar todo lo que venga" y, sobre todo, "implantar en la empresa el no tener miedo a equivocarse". "Esto cambia todos los días, estamos aquí para aprender y ser más ágiles", concluye.

Temas: Damm