Ir a contenido

Laboral

El Gobierno aprueba las garantías especiales para los afectados por un ERE mayores de 55 años

El BOE publica la orden que explicita la obligación de las empresas de pagar un convenio especial en el caso de despido colectivo

Gabriel Ubieto

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, y, en segundo plano, el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado.

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, y, en segundo plano, el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado. / David Castro

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este lunes la orden del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social que garantiza el cumplimiento de la obligación empresarial de suscribir y pagar el convenio especial para mayores de 55 años afectados por un expediente de regulación de empleo (ERE). La orden, que entrará en vigor el martes, tiene por objetivo reforzar la "seguridad jurídica" a las personas de más de 55 años afectadas por un ERE y concede más prerrogativas a la Seguridad Social para actuar de oficio.

Trabajo explicita en su orden, que precisa el contenido de una reforma del año 2011, que son las empresas quiénes tienen la obligación de abonar las cuotas destinadas a la financiación del convenio y de solicitar la suscripción del convenio durante la tramitación del ERE. La obligación de la empresa se mantendrá hasta que los trabajadores cumplan los 63 años o de 61 años si se trata de un despido colectivo por causas económicas. A partir de ese momento, las personas afectadas deberán abonar las aportaciones a la Seguridad Social hasta la fecha de acceso a la jubilación anticipada.

La reforma del Gobierno también acota el plazo para realizar el trámite de suscripción a dicho convenio especial. En caso de incumplimiento por parte de la empresa, los afectados dispondrán de un plazo de seis meses para suscribir el convenio con la Seguridad Social. En ese punto será cuando se inicie un procedimiento que permitirá a la Tesorería General de la Seguridad Social reclamar las cotizaciones a las empresas tanto en periodo voluntario como en vía ejecutiva. Una prerrogativa que el redactado del texto antiguo obstruía y que el nuevo despeja.

La modificación introducida en el BOE este lunes llega a raíz de los "reiterados incumplimientos por parte de los empresarios de su obligación de suscribir este tipo de Convenio especial" detectados por la Inspección de Trabajo, según argumenta el Ejecutivo en el BOE.