Ir a contenido

monedas virtuales

El bitcóin, renacido, vuelve bajo los focos

La criptomoneda se revaloriza en los mercados en una semana la que Hacienda rastrea a sus propietarios

Eduardo López Alonso

Terminales de Bitcoin ATM y Ethereum ATM en Hong Kong.

Terminales de Bitcoin ATM y Ethereum ATM en Hong Kong. / AFP / ANTHONY WALLACE

El bitcóin se reivindicó esta semana de nuevo como activo especulativo. Tras el perfil bajo informativo de los últimos meses, una oscura acción coordinada hizo que en dos días el precio de la criptomoneda más utilizada se revalorizase el 43%. El martes, la cotización del bitcóin era de unos 3.726 euros (su precio varía algo según las plataformas de compraventa). De forma súbita, a primera hora de la mañana (de hecho, las 6 horas) se registraron operaciones de compra masivas que dispararon el precio hasta los 4.470 euros en hora y media. Al día siguiente llegaba a los 4.766. Al final de semana, la criptomoneda más utilizada parecía haber consolidado una nueva banda de fluctuación de precios entre los 4.300 euros y los 4.600. Superado los mínimos de los 3.200 puntos de finales del 2018, la subida oxigena un activo que llegó a apuntar un máximo de más de 19.000 euros en diciembre del 2017. 

En fuentes del mercado aseguraron que la subida podría deberse a la compra de 20.000 bitcoines por parte de un solo inversor, lo que causó un movimiento de compra automático por parte de autómatas. Oliver von Landsberg-Sadie, presidente ejecutivo de BCB Group, compañía experta en cibermonedas, dio esta explicación en Investing: "Hubo una orden única que ha sido gestionada de forma algorítmica en tres lugares, por unos 20.000 bitcoines (…) Si miras los volúmenes de cada uno de esos tres centros, hubo unas unidades de volumen concertadas y sincronizadas en torno a los 7.000 BTC por hora".

En los últimos meses se han detectado movimientos de inversores con gran capacidad de compra en torno al bitcóin. En concreto hasta 17 fondos, según Crypto Fund Research. Utilizan habitualmente programas de compra y venta gestionados de manera autónoma ejecutando miles de operaciones diariamente, por lo que no se descarta que estos movimientos hubiesen sido inducidos por algún tipo de irrupción de 'hackers'.

Según Google Trends, las solicitudes de búsqueda de bitcóin saltaron de aproximadamente 30 a 100 tras la subida de la principal criptomoneda en la noche del 2 de abril. Según las estadísticas, el mayor número de solicitudes se presentó en Nigeria, los Países Bajos, Sudáfrica, Austria y Suiza.  Bitcóin se ha convertido en una reserva de valor casi equivalente al oro, pero con indudables riesgos asociados a su extrema volatilidad.

Pinchas Cohen, analista de Investing.com, defiende la prudencia ante la evolución de bitcóin: "Nosotros instamos a la paciencia. Hay que esperar un retroceso, aun a riesgo de perdernos este movimiento", opinó. 

Y mientras los inversores en criptomonedas reciben el alza semanal del bitcóin con esperanzas, Hacienda anunció estos días de que ha remitido a 14.700 contribuyentes un mensaje para advertirles de que deben declarar las plusvalías conseguidas: "De acuerdo con los datos de que dispone la AEAT usted ha realizado operaciones con criptomonedas. Le recordamos que los beneficios generados en dichas operaciones constituyen rentas sujetas a IRPF, con la calificación de ganancias patrimoniales, que deben incluirse en la casilla 389".

En cualquier caso, los medios de que dispone Hacienda para localizar las operaciones son pequeños, salvo la información que remitan directamente las agencias de compraventa instaladas en España. Las operaciones realizadas en el extranjero difícilmente podrán ser rastreadas. En una conyuntua de devaluación o venta a pérdida, por ejemplo, la única manera de declarar minusvalías es registrar las operaciones ante la Agencia Tributaria.