Ir a contenido

energía

Repsol firma un acuerdo con la rusa Novatek para enviar gas licuado a España

El pacto tendrá una vigencia de 15 años y contempla la compra de un millón de toneladas de gas licuado

Marc Marginedas

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, y el consejero delegado, Josu Jon Imaz.

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, y el consejero delegado, Josu Jon Imaz. / EFE / CHEMA MOYA

España incrementa el suministro de sus fuentes de energía desde Rusia. Novatek, la mayor empresa gasística independiente rusa y la segunda del país después de Gazprmo, ha firmado un acuerdo marco con la petrolera Repsol para el suministro anual de gas licuado desde un remoto yacimiento en el distrito autónomo de Yamalo-Nenets, en Siberia occidental.

El yacimiento en cuestión se llama Artic LNG-2, aunque también se incluyen como posibles suministradores otros proyectos de Novatek, y será transportado a la Península Iberica "en barco", según el comunicado emitido por Novatek. De acuerdo con los términos no vinculantes del documento firmado, el suministro será de un millón de toneladas anuales de gas licuado durante un periodo de 15 años.

"El acuerdo nos permitirá incrementar nuestra presencia en el mercado de la Península Ibérica", en el extremo opuesto de Europa, "donde Rusia no suministra gas a través de tuberías", ha indicado Lev Feodosyev, vicepresidente del Consejo de Administración de Novatek. "Expander nuestro suministro geográfico y diversificar nuestra base de clientes con contratos a largo plazo es consistente con la estrategia de la compañía de impulsar la prodicción de gas klicuado en el Ártico", ha continuado.

Diversificar fuentes de energía

Las importaciones de gas de Argelia cubren más del 60% de las necesidades españolas de esta fuente de energía, aunque en los ultimos años se ha acelerado las compras en Rusia. En diciembre del 2017, el presidente ruso Vladímir Putin inauguró la producción de gas del yacimiento Yamal LNG, a unas decenas de kilómetros de Artic LGN-2, en un acto al que asistieron los representantes diplomáticos de numerosos países clientes, entre ellos el embajador de España Ignacio Ybáñez. Desde este punto, Rusia envía a España anualmente 3.200 millones de metros cúbicos, es decir, un 10% de nuestro consumo.