Ir a contenido

Empleo en el 22@

Mango presenta su centro de innovación digital en Barcelona

Las instalaciones serán el motor del desarrollo del modelo comercial de las tiendas 'on line' de la multinacional

Eduardo López Alonso

Mango presenta su centro de innovación digital en Barcelona

Mango ha abierto su nuevo centro de innovación digital en el distrito 22@ de Barcelona con el objetivo de que se convierta en el motor de la necesaria transformación del grupo para potenciar la venta on line. A las nuevas oficinas, ubicadas en la calle Almogàvers, número 119, ya se ha trasladado un primer grupo de trabajadores formado por 30 profesionales del entorno digital, a los que se irán sumando nuevos colaboradores hasta alcanzar las 100 personas, según las previsiones de la compañía.

Las nuevas instalaciones, que cuentan con una superficie de 700 metros cuadrados, tienen como objetivo garantizar el ritmo de crecimiento del negocio 'on line' de la firma, así como el desarrollo de los proyectos de omnicanalidad (venta paralela o integrada a través de distintos canales de venta 'on line-off line') que la marca tiene previstos para los próximos años.

Según Elena Carasso, directora de los departamentos de 'on line' y de Cliente de Mango, "la compañía aspira a ser líder digital del mercado de la moda y motor de cambio en la industria y, para ello, es necesario incorporar talento en áreas estratégicas".  

A finales del año pasado, Mango refinanció una deuda de 500 millones de euros, de los cuales 400 millones corresponden a un crédito sindicado y los otros cien millones eran líneas de circulante y de crédito no empleado. La firma analiza en la actualidad el lanzamiento de una línea de pagarés para financiar la transformación digital de la compañía. Toni Ruiz es desde el 2018 el nuevo director general y, a principios de este año, incorporó a Josep Barberà, ex de Privalia, como nuevo director financiero y que deberá asumir buena parte del protagonismo para reforzar los cambios.

La multinacional presidida por Isak Andic sigue los pasos de Zara y del grupo Inditex en el modelo de tienda integrada. La idea es convertir las tiendas físicas en centros de distribución. Las pruebas realizadas en la tienda londinense de Oxford Street parece corroborar la viabilidad del proyecto de transformación. 

Mango vende 'on line' en 83 países. Las ventas por este canal supusieron el 15,5% del total de facturación en el 2017 y la cifra de ventas por esta vía se incrementó en un 15,4% hasta alcanzar los 339,2 millones de euros. El objetivo de la compañía es que las ventas en internet supongan el 20% a finales de este año, pero todavía no se han facilitado datos financieros del 2018. En el 2017 la facturación del grupo bajó el 2,9% hasta los 2.194 millones de euros, lo que obligó a replantear las estrategias.  

La multinacional de moda está buscando activamente perfiles de ingenieros desarrolladores, expertos en márketing digital de 'performance media', 'product owners', diseñadores de producto digital, QA, 'agile coaches' y 'scrum masters', así como perfiles de 'advanced analytics', IPA, 'Devops' y 'DataOps', según informa la empresa.  Bajo esa macedonia de vocablos y definiciones profesionales de nuevo cuño se configurará una plantilla capaz de desarrollar el armazón técnico sobre el que se asienta la distribución moderna. El objetivo es conocer en tiempo real los movimientos de la demanda y llegar a avanzar sus magnitudes. La implementación progresiva de la tecnología de radiofrecuencia de control de prendas permitirá a Mango rediseñar su logística y proceso industrial en función de la demanda registrada en sus tiendas, sean físicas o en la red de redes.