28 oct 2020

Ir a contenido

energía

Iberdrola invierte 300 millones en una planta solar en Extremadura

La instalación, que funcionará en el 2020, tendrá una potencia de 500 MW

Se prevén instalar otros 2.000 MW en esta comunidad autónoma hasta el 2022

Planta solar fotovoltaica en la localidad de Beneixama (Alicante)

Planta solar fotovoltaica en la localidad de Beneixama (Alicante) / MIGUEL LORENZO

La compañía eléctrica Iberdrola ha iniciado la construcción en la localidad pacense de Usagre de la mayor planta fotovoltaica de Europa, que cuenta con 500 megavatios (MW) de potencia y supondrá una inversión cercana a los 300 millones de euros.

Así se ha puesto de manifiesto este lunes durante el acto de puesta de la primera piedra e instalación del panel inaugural de esta planta fotovoltaica, denominada Núñez de Balboa, y que ha contado con la presencia del presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, y el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, así como numerosas autoridades de la región.

Tras la instalación este lunes del panel inaugural de la planta, en su construcción llegarán a trabajar más de 1.000 personas, y su puesta en marcha está prevista para 2020.

Durante su intervención, el presidente del grupo Iberdrola, Ignacio Galán, ha destacado que "esta megainstalación renovable", como es la central fotovoltaica Núñez de Balboa, "se convertirá en punta de lanza para ratificar el liderazgo de Extremadura, España y la Unión Europea en la transición hacia un sistema energético más sostenible".

La planta, según ha explicado Galán, ocupará una superficie cercana a las 1.000 hectáreas y generará energía limpia suficiente para abastecer a 250.000 personas, cifra superior a la población de las ciudades de Cáceres y Badajoz.

2.000 MW para Extremadura

Ignacio Galán ha avanzado que total, Iberdrola prevé poner en marcha 2.000 nuevos megavatios (MW) de potencia fotovoltaica y eólica en Extremadura hasta el 2022, lo que situará a esta comunidad en el "centro de su estrategia renovable" a nivel europeo. De los nuevos proyectos en la comunidad, algunos se encuentran ya en "avanzado estado de desarrollo", según ha dicho, como las plantas fotovoltaicas cacereñas de Ceclavín, Arenales y Campo Arañuelo I y II, mientras ha destacado que la nueva capacidad supondrá, además, duplicar la potencia correspondiente a Iberdrola en la central nuclear de Almaraz.

Esta apuesta de la compañía se enmarca en su plan de relanzamiento de las energías limpias en España, donde la empresa invertirá 8.000 millones de euros entre el 2018 y el 2022 y pondrá en marcha 10.000 nuevos megavatios hasta el 2030, tal y como anunció durante la reciente actualización de Perspectivas Estratégicas en Londres.

"Este plan nos permitirá crear empleo para 20.000 personas, casi 10 veces más que las que actualmente se dedican hoy a la generación tradicional en nuestra empresa", ha explicado Ignacio Galán, quien ha señalado que los proyectos a desarrollar en Extremadura y en el resto de España se enmarcan dentro de las inversiones globales que la compañía llevará a cabo entre 2018 y 2022 y que ascenderán a 34.000 millones.

Apoyo público

Por su parte, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara,  ha subrayado que el Plan de Energía y Clima contiene un componente territorial y regional relevante y que se prevé que en el 2030 no menos del 20% del total de las energías renovables de España se generen en Extremadura.

"Estamos hablando en torno a los 10.000 megavatios, con una importante concentración en fotovoltaica, pero también en eólica, termosolar y biomasa", ha aseverado Vara, quien ha mostrado su deseo de que "estos proyectos sigan avanzado". Según ha destacado, este año se van construir 1.000 megavatios y el año que viene otros 1.000 con una inversión privada por encima de los 2.000 millones de euros en el próximo bienio", ha remarcado.

Ha afirmado que la administración autonómica trabaja para facilitar que las empresas puedan instalarse en Extremadura, recordando que se han abordado cambios legislativos "que van a permitir tratar mejor a aquellas empresas que vengan a la región a compartir el futuro de nuestra tierra, el futuro de nuestra gente y el futuro de nuestros jóvenes". Frente a la iniciativa extremeña, en Catalunya la normativa de instalación de plantas fotovoltaicas sigue bloqueada y sin perspectivas que puedan abordarse instalaciones rentables a corto plazo.