fraude fiscal

La 'lavandería rusa' blanqueó 370 millones en España entre el 2004 y 2017

Más de 350 firmas radicadas en paraísos fiscales realizaron unos 12.000 pagos a empresas y particulares

Ocho de esas compañías están relacionadas con el banco Troika Dialog del financiero armenio Vardanyan

 Ruben Vardanyan

 Ruben Vardanyan / FOTO: VICTOR BOYKO / GETTY

4
Se lee en minutos
Max Jménez Botías / Antonio Baquero

La red de blanqueo que utilizó empresas en paraísos fiscales, muchas de las cuales realizaron pagos a través del banco lituano Ukio Bankasintrodujo en España más de 370 millones de euros entre el 2004 y el 2017 a través de 357 empresas pagadoras radicadas en paraísos fiscales, principalmente Islas Vírgenes y Bahamas, que fueron a parar en más de 12.000 pagos a 2.700 beneficiarios, entre empresas y particulares, muchos de ellos ciudadanos rusos o empresas regentadas por estos. Pero también a empresas españolas que, supuestamente, recibieron el dinero a cambio de servicios prestados o productos vendidos. Esta trama se pone de manifiesto como consecuencia de la investigación realizada por un equipo de periodistas, coordinada por el Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP), en la que ha participado El PERIÓDICO DE CATALUNYA, junto con medios de otros 20 países.

De total de pagos realizados, 172 millones se llevaron a cabo por medio del banco lituano. Y entre las empresas que realizaron transacciones con España destacan ocho sociedades radicadas en paraísos fiscales que están integradas en la maquinaria de blanqueo conocida como ‘Lavandería Troika’, una estructura del banco de inversión Troika Dialog del financiero armenio Ruben Vardanyan, mediante la cual, cargos políticos rusos y el crimen organizado, sacaron dinero del país y realizaron pagos en diferentes Estados europeos, entre ellos España. Dos de esas empresas son Delco Networks (Islas Vírgenes) y Dino Capital (Bahamas), que utilizaron cuentas del Ukio para transferir a España más de 13 millones de euros que fueron a parar a la compra de propiedades inmobiliarias por parte de la familia de Vladímir Artyakov, vicepresidente de la empresa pública Rostec y hombre de confianza de Vladímir Putin.

El príncipe Carlos

Otras seis empresas forman parte de la lavandería: Purus LimitedSuizo PropertiesTranslux WorlwideAirship Universal. Digimarket Holdings y Quantus División. No han movido demasiado dinero en España, pero su actividad también se extiende a otros países. Quantus, por ejemplo, transfirió a Prince’s Charities Fundation, un fundación presidida por el príncipe Carlos de Inglaterra, 200.000 euros procedente de la trama de blanqueo de Torika Dialog, según publica el diario The Guardian, que forma parte de la investigación. Destaca Suizo Properties, una firma radicada en Chipre que se transfiere dinero a sí misma, hasta 700.000 euros, desde Ukio Bankas en una dirección del municipio de Platja d'Aro que es un solar.

Los movimientos de dinero desde los paraísos fiscales a España suelen seguir patrones parecidos por parte de ciudadanos rusos. Fuentes familiarizadas con esta operativa, explican que los ciudadanos rusos o de otras nacionalizadas constituyen o se valen de sociedades constituidas en los paraísos fiscales, con frecuencia asesorados por bufetes de abogados, Panamá y las Islas Vírgenes británicas son los principales centros de producción de esas sociedades, pero no son las únicas, Chipre y Malta, a pesar de su pertenecía a la Unión Europea, han favorecido esta operativa.

En España, la misma persona abre una cuenta en un banco local. Son cuentas a nombre de personas físicas que viven en Rusia o en el país de origen del dinero. También pueden dar de alta una sociedad limitada, que habitualmente se utiliza como firma patrimonial. El objeto social de estas sociedades suele ser diverso, pero la actividad inmobiliaria o exportación e importación acostumbran a ser las más utilizadas. Hay gestorías que se dedican a constituir esas sociedades o incluso crean las suyas propia para evitar que el cliente extranjero tenga que esperar dos meses para dar de alta una SL. El banco tiene la obligación de identificar a los titulares de esas sociedades, aún en el caso de que la firma esté radicada en las Islas Vírgenes y comprobar que los pagos en España se ajustan a la actividad de la firma. “Pero no siempre es posible detectar las irregularidades”, afirman fuentes financieras. “Los bancos han estado controlando esas operaciones y se han comunicado a las autoridades cuando no se han visto claras”, explican las fuentes consultadas.

Inicio de las transferencias

Pero la realidad es que por lo que se refiere a esta trama, las transferencias comenzaron tímidamente en el 2004, con apenas siete operaciones por un valor total de 60.457 euros. Pero en seguida el ritmo se aceleró. El año siguiente ya fueron 200 operaciones que movieron 5,6 millones de euros. En el 2007 y el 2008 fueron los años con más actividad, registrándose en el primero 2.995 transferencias por valor de 107 millones de euros; mientras que en el segundo hubo 3.967 transferencias por valor de 119 millones.

Noticias relacionadas

Los movimientos continúan incluso pese a la aplicación en el 2010 de la normativa de prevención del blanqueo de capitales, que obligaba a los bancos a informar de operaciones sospechosas. Así, entre el 2011 y el 2017, pese a esas prevenciones, la red logró introducir en España 28,7 millones de euros.

Algunos beneficiarios de los pagos

No se trata de una única red de blanqueo. En los años de efervescencia de la salida de dinero de Rusia se crearon no pocas ‘lavadoras’ que se utilizaron para enviar dinero fuera del país y en España se utilizaron para realizar pagos diversos.