Ir a contenido

envejecimiento

15 años más de vida

El presidente de Mapfre y el director de Deusto Business School afirman en un libro que la longevidad aporta más beneficios que costes

Agustí Sala

Huertas, izquierda, y Ortega en la Torre Mapfre, en Barcelona. 

Huertas, izquierda, y Ortega en la Torre Mapfre, en Barcelona. 

15 años más de vida extra. Eso es lo que se ha alargado de media la existencia de los españoles en los últimos 40 años, a razón de tres meses adicionales cada ejercicio gracias a los avances médicos, científicos y osciales. Esta es una auténtica "disrupción demográfica" que obligará a acometer grandes cambios, ya que la sociedad y la economía están planteadas aún para esperanzas de vida más cortas que las actuales.

Son cuestiones que analizan en el libro 'La revolución de las canas' (Gestión 2000, 2018), Antonio Huertas, presidente de Mapfre Iñaki Ortega, director de Deusto Business School y que les permiten concluir que las ventajas de la longevidad superan los costes. De hecho, a escala global, el consumo y producción de las pesonas de más de 55 años equivaldría ya hoy a la cuarta economía mundial. Y España es uno de los países con más esperanza de vida del mundo.

La incorporación efectiva a mercado de trabajo se da hoy en torno a los 30 años y, con un retiro a los 65, es posible que se tengan por delante más años de jubilado que de trabajador activo. No se trata de empeorar el modelo actual o de apostar por las pensiones privadas, pese a que uno de los autores es el presidente de una gran aseguradora, sino de apostar por un estado del bienestar que tenga en cuenta estos cambios, con opciones para que los mayores puedan trabajar más tiempo si quieren, afirman. "La clave es la libertad de poder hacerlo", destacan.

Tras el término 'Ageingnomics', que utilizan los autores, se engloban todas las oportunidades que plantea una economía del envejecimiento y del que EL PERIÓDICO se hizo eco recientmente. "Más gente trabajando, durante más tiempo supone un mayor desempeño económico", afirman. Era una "vida que estaba diseñada para tres etapas: la niñez, la edad adulta y la vejez. Pero ahora irrumpe una nueva etapa entre la edad adulta y la vejez, un extra de unos 15 años que no esperábamos. Quince años para vivir con canas pero con calidad de vida". 

En opinión de Huertas y Ortega, "España podría liderar esta nueva economía", dada su vocación por los servicios y ser como Florida en Europa. Para ello es preciso acometer cambios para atraer este mercado con unas necesidades específicas. De lo contrario, muchas ciudades, que son las que concentran en la actualidad la población, pueden verse afectadas por la fuga de los mayores de 55 años, en busca de zonas más preparadas para sus necesidades y gustos.

En opinión del presidente de Mapfre existe una "industria oculta" con muchas posibilidades de negocio, que va desde el turismo y el ocio a la salud, la vivienda (hogares adaptados o casas tuteladas), educación a través de formación contínua, tecnología (telemedicina, hogares inteligentes, robots para tareas domésticas) o finanzas y seguros, entre otros muchos. Todo ello requiere una tarea de formación financiera de los ciudadanos, para que estos vean las ventajas de diversificar y no concentarlo todo en un activo (muchos mayores tienen mucho patrimonio a través del ladrillo pero poca liquidez). La conclusión es que vivirán más que sus antepsasados, pero también deberán trabajar y ahorrar más años.