Ir a contenido

Transportes

Norwegian cerrará las bases de Palma, Gran Canaria y Tenerife

La aerolínea mantiene activas y fuera de la reestructuración del grupo las dos bases que opera en Barcelona

El Periódico

Un avión de Norwegian aterriza en el aeropuerto de El Prat.

Un avión de Norwegian aterriza en el aeropuerto de El Prat. / FERRAN NADEU

La aerolínea Norwegian cerrará sus bases de Palma de MallorcaGran Canaria y Tenerife, a la vez que cancelará una ruta y reducirá las frecuencias de vuelo en estas instalaciones, en el marco de un programa de contención de costes que impulsará en aeropuertos de Europa y EEUU a partir de abril.

Estos cambios no afectarán a ninguna de las otras cinco bases que Norwegian tiene en España, concretamente en Barcelona, donde tiene dos bases, una de corto y otra de largo radio; Alicante; Málaga y Madrid, ni tampoco a su sede corporativa en la capital catalana.

Norwegian, la tercera mayor aerolínea de bajo coste de Europa y la sexta del mundo, se ha embarcado en una revisión exhaustiva de la operativa de sus aviones Boeing 737 con el objetivo de mejorar su rentabilidad, aumentar los ingresos y reducir costes en todo el mundo, según ha informado hoy en un comunicado.

Estos cambios afectarán a parte de la plantilla de la compañía, que, aunque no ha concretado la cifra, ha apuntado que intentará que haya el menor número de bajas mediante su traspaso a la operativa de largo radio, un traslado de base o facilidades en las peticiones de reubicación.

La reestructuración de Norwegian afecta a algunas de las rutas que están siendo operadas por los modelos Boeing 737-800 y 737 MAX 8, unos aviones que se utilizan principalmente en rutas europeas, pero también en algunas más largas entre Europa y Estados Unidos o Europa y Oriente Medio.

Por su parte, la operativa de los aviones Boeing 787 Dreamliner, que cubren rutas de largo alcance, no se ve afectada por los cambios.

España es uno de los países más afectados por la reestructuración de Norwegian, que cerrará sus bases de Palma de Mallorca, Gran Canaria y Tenerife, que se sumarán a las de Roma Fiumicino en Italia y Stewart y Providence en Estados Unidos. La compañía, además, cancelará para el próximo verano la ruta Tenerife Sur-Roma y reducirá las frecuencias de vuelo en algunas otras rutas en Palma de Mallorca y Tenerife.

En concreto, las rutas afectadas son las de Palma de Mallorca a Copenhague, que pasa de 14 a 13 frecuencias semanales; la de Oslo (de 9 a 8); la de Dusseldorf (de 9 a 7) y la de Helsinki (de 7 a 6). También sufrirá una reducción de frecuencias semanales, de 9 a 7, la ruta de Tenerife Norte a Madrid.

Con todo, Norwegian destaca que mantiene 122 rutas en oferta en España, donde el pasado año transportó a 8,9 millones de pasajeros, un 6 % más que en 2017. Norwegian, que emplea a 1.100 personas en todo el mundo, ha comunicado hoy estos cambios a los representantes sindicales y en los próximos días iniciará la negociación para abordar el impacto de la reestructuración en la plantilla.

La directora comercial de Norwegian y directora gerente de Norwegian Air Resources, Helga Bollmann Leknes, ha señalado en un comunicado que el objetivo de la compañía es "garantizar que todo esto afecte al menor número posible" de empleados, si bien ha incidido en que los ajustes son necesarios para mejorar la rentabilidad y el rendimiento financiero del grupo.

"Tenemos el objetivo claro de evitar bajas y ofreceremos traslados de los tripulantes afectados a nuestras bases en Oslo, Estocolmo y Madrid o a nuestra creciente red de larga distancia operada con el Dreamliner", ha indicado.

Norwegian es la sexta mayor aerolínea en España por volumen de pasajeros y actualmente ofrece más de 120 rutas desde trece aeropuertos españoles, desde donde opera rutas domésticas, europeas e intercontinentales.