Ir a contenido

CONSUMO

Los comercios catalanes podrán abrir este domingo

El festivo es el primero del año de los ocho que autoriza la Generalitat, de los que los municipios pueden cambiar dos y añadir dos más

EL PERIÓDICO

Imagen de archivo de un comercio abierto en un día festivo el Portal de lÀngel.

Imagen de archivo de un comercio abierto en un día festivo el Portal de lÀngel. / CARLOS MONTAÑÉS

El próximo domingo, 13 de diciembre, los comercios catalanes podrán abrir ya que será el primero de los ochos festivos de apertura autorizada en Catalunya en el calendario del 2019. El siguiente festivo de puertas abiertas será el 7 de julio, seguido del 12 de octubre,  y los días de diciembre 1, 6, 8, 15 y 22

De acuerdo con la decisión del Consell Assessor de Comerç, dos de estos ocho festivos del calendario de la Generalitat pueden ser substituidos por los ayuntamientos. Además, las autoridades locales podrán añadir dos jornadas festivas más de comercios abiertos si así lo consideran, de acuerdo con la normativa catalana que regula los horarios comerciales. En este caso, algunos municipios podrán tener este año hasta un total de 10 festivos con apertura autorizada de comercios.

Según ha informado la Conselleria d'Empresa i Coneixement, durante este enro se publicxará en el Diari Oficial de la Generalitat el calendario definitivo, con los cambios de días en los municipios que hayan decidido aplicarlo, y los días que se hayan añadido también por decisión municipal. 

El Consell Assessor de Comerç está integrado por respresentantes de la Generalitat, las entidades municipalistas, representantes de las Cambres de Comerç, agentes comerciales, sindicatos, grandes empresas de distribución,  asociaciones de comercio, mercadillos, sindicatos y asociaciones de consumidores. 

Con la actual ley de horarios comerciales, los comercios catalanes en general , con excepción de las tiendas de conveniencia, pueden abrir un máximo de 75 horas semanales, repartidas entre las 6 horas  y las 21, de octubre a mayo, ambos inluidos, y entre las 7 y las 22, los meses de junio a septiembre. Están obligados a cerrar los domingos y festivos, excepto en los que están autorizados en el calendario al efecto aprobado por la Generalitat.