este martes

Ryanair afronta el primero de los tres nuevos paros de tripulantes

Los sindicatos reclaman a la aerolínea irlandesa acogerse a legislación laboral española

Los servicios mínimos de Fomento hacen que la afectación a los vuelos sea muy limitada

Un avión de Ryanair, modelo Boieng 737 como el incautado en el aeropuerto de Burdeos.

Un avión de Ryanair, modelo Boieng 737 como el incautado en el aeropuerto de Burdeos. / Clodagh Kilcoyne

1
Se lee en minutos
Sara Ledo

Comienza la primera de las tres jornadas de paros -8, 10 y 13 de enero- en Ryanair convocadas por los sindicatos de tripulantes de cabina USO y Sitcpla en 2019. Los 'azafatos' hacen huelga para exigir a la aerolínea cumplir con la legislación laboral española, sin embargo, su afectación a los pasajeros será muy limitada gracias a los servicios mínimos decretados por Fomento. De hecho, la 'low cost' señaló en Twitter que esperaba operar este martes "la programación completa de los vuelos desde/hacia (y dentro de España)".

Noticias relacionadas

Esta es la quinta jornada de protestas de los tripulantes de cabina que ya celebraron sonadas huelgas los días 25 y 26 de julio y 28 de septiembre, aunque entonces contaron con el apoyo de otros países como Portugal, Italia, Alemania, Holanda o Bélgica. Esta vez, sin embargo, la protesta corre a cargo únicamente de los tripulantes españoles, los únicos que no han logrado llegar a un acuerdo con la compañía.

El principal escollo en la negociación es el reclamo de los sindicatos para establecer un trasvase escalonado de los trabajadores contratados a través de las agencias Crewlink y Workforce –el 75% de los tripulantes de cabina- hacia contratos indefinidos en Ryanair, así como la creación de una ETT para contrataciones "realmente temporales", ante lo cual no cede la compañía.

Temas

Ryanair