Ir a contenido

Según CCOO

España es el quinto país con menor absentismo laboral de la UE

Un informe de CCOO constata que las bajas fraudulentas únicamente representan el 4% del total

Gabriel Ubieto

El abuso está muy extendido en ciertos sectores, principalmente en la construcción, la agricultura y el trabajo doméstico, donde un bajo nivel educativo o no hablar el idioma del país no suponen un impedimento.

El abuso está muy extendido en ciertos sectores, principalmente en la construcción, la agricultura y el trabajo doméstico, donde un bajo nivel educativo o no hablar el idioma del país no suponen un impedimento. / KHALED DESOUKI (AFP)

Los trabajadores españoles son de los que menos faltan al trabajo en Europa por motivos de salud. O al menos así lo declaran al ser preguntados. Según recoge un informe publicado este martes por CCOO y en base a datos de Eurofund, el 72,7% de los asalariados españoles afirmaron no haber faltado al trabajo por enfermedad en el último año. Son los quintos que menos faltan, casi 20 puntos por encima de la media europea. En la UE, el 55% de los empleados afirman no haberse personado en el puesto de trabajo al menos un día por motivos de salud.

Las cifras de Eurofund revelan una tendencia inversamente proporcional entre nivel de renta de los países y absentismo. Es decir, a mayor riqueza y estado del bienestar, más se falta al trabajo. Ello explica que entre los más ‘ausentes’ estén los finlandeses, los daneses, los suecos, los noruegos y los alemanes y entre los que menos los rumanos, los portugueses, los macedonios o los montenegrinos.  

El informe de CCOO estima que únicamente el 4% de las bajas por incapacidad temporal son fraudulentas. Este dato desmiente el facilitado recurrentemente por otros órganos de estudio, que lo cifran en el 41%. La diferencia surge del método empleado. Por un lado, el sindicato divide el número de inspecciones que finalizan con un dictamen de fraude sobre el total de personas con una baja. Por el otro, el 41% representa el número de inspecciones que acaban con una resolución que las tacha de fraudulentas sobre el total de inspecciones realizadas, una minoría. En el 2014, últimos datos facilitados por la central, el número de actuaciones realizadas representó el 10,2% sobre el total de personas de baja.

Otro indicador para medir el absentismo que ofrece el estudio de la central sindical es el número de horas de trabajo pactadas, que también ofrece el INE. La jornada media de trabajo asciende en un mes a 150 horas, de las cuales el INE estima que 21,1 son horas no trabajadas pero si pagadas. Es decir, el absentismo asciende al 14,1%.

Un dato que recoge CCOO para contradecir la afirmación del aumento del fraude es el que ofrece la Encuesta nacional de condiciones de trabajo del Instituto Nacional de Estadística (INE), cuyos últimos registros hacen referencia al 2015. Según este, el 41% de los trabajadores afirmaron haber ido a trabajar estando enfermos en los últimos 12 meses, mientras que en el 2010 fue del 35%.

Sin diferencias entre lo público y lo privado

Si un trabajador está en el sector público o en el privado no es una variable relevante para explicar un mayor absentismo. Según los datos de la última encuesta de población activa (EPA), el absentismo fue del 2,5% en ambos ámbitos.

El coste que las empresas abonan para las prestaciones por incapacidad temporal de sus trabajadores ha disminuido ligeramente en la última década. Según los datos del tercer trimestre de este 2018, publicados este martes por el INE, las empresas abonaron el 12,1% del total del coste por trabajador para financiar las bajas por incapacidad temporal. Ello se traduce en 303,7 euros de media. Una cifra ligeramente inferior en términos relativos respecto al mismo trimestre del 2008, cuando destinaban el 12,9%.