Ir a contenido

Cuentas públicas

El Tesoro ahorrará 2.000 millones en intereses de la deuda este año

La necesidad de emisiones netas se reduce en 5.000 millones pese al aumento del déficit

La gestión de la tesorería y la salida al mercado de algunas comunidades favorece el ahorro

Rosa María Sánchez

La ministra de Economía, Nadia Calviño, en el Senado, en una imagen de archivo.

La ministra de Economía, Nadia Calviño, en el Senado, en una imagen de archivo. / José Luis Roca

Las arcas del Estado ahorrán este año alrededor de 2.000 millones de euros en pago de intereses de la deuda pública gracias al abaratamiento de las nuevas colocaciones y a una menor necesidad de endeudamiento respecto a lo previsto inicialmente por el Gobierno anterior.

Así lo explicó este miércoles el Secretario General del Tesoro y Financiación Internacional, Carlos San Basilio, en una rueda de prensa para hacer balance de la gestión de su departamento. El ahorro en pago de intereses se cifra en unos 1.500 millones en términos de caja y en unos 2.000 millones de euros en términos de Contabilidad Nacional, lo que significa un alivio de 1,6 décimas de PIB para el déficit público final del 2018.

Menor necesidad

La mejor evolución de los ingresos fiscales y la apelación directa a los mercados de algunas comunidades autónomas como Baleares y Andalucía, sin necesidad de hacerlo a través del Tesoro, han contribuido a reducir en 5.000 millones de euros el volumen de emisión neta de deuda pública previsto en un principio, que quedará en 35.000 millones de euros, frente a los 40.000 proyectados inicialmente.

La reducción de 5.000 millones en la emisión neta de deuda pública en el 2018 se prevé a pesar de que el Tesoro tendrá que financiar este año un déficit público bastante superior al previsto inicialmente. Según los cálculos del Gobierno, el déficit se situará este año en el 2,7% del PIB, cinco décimas por encima del objetivo inicial del 2,2% sobre el que se construyó a principio de año la estrategia de emisiones de deuda del Tesoro. Además, este año se han devuelvo 8.000 millones de euros por pagos anticipados al fondo de rescate europeo, el MEDE, reduciendo el saldo pendiente a 23.721 millones. 

Lo lógico es que estas circunstancias hubieran llevado a una mayor necesidad de endeudamiento, pero, según los actuales responsables del Tesoro, será lo contrario.

Según San Basilio, "las menores necesidades de financiación respecto a las inicialmente previstas se explican por una combinación de factores. Los principales son unos mayores ingresos tributarios, una reducción en partidas de gasto relevantes, como el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), una política decidida de aprovechamiento de los menores tipos de interés para reducir el coste de la deuda y alargar sus plazos y una gestión más eficiente de la tesorería”. .

Emisión bruta

ambién disminuye, en 6.500 millones, la emisión bruta prevista para el conjunto del año. En total el Tesoro tendrá que atender una emisión bruta de 213.700 millones de euros para cubrir tanto las necesidades derivadas del déficit público (emisión neta) como la refinanciación de la deuda a su vencimiento (emisión bruta).

El objetivo para el conjunto del año persigue reducir el peso de la deuda en relación al PIB hasta el 97% del PIB frente al 98,3% de cierre de 2017. El Plan Presupuestario para el 2019 remitido a Bruselas fija una meta del 95,5% para el año próximo.