Ir a contenido

Pobreza energética

Casi un millón de hogares ya disponen del 'nuevo' bono social en España

En el último mes se han dado de alta 172.000 nuevos bonos sociales eléctricos

Endesa, Iberdrola y Naturgy asumirán el 88% de la financiación del bono social

Sara Ledo

Contadores de electricidad.

Contadores de electricidad.

A casi un millón de hogares en España se le ha concedido ya el 'nuevo' bono social eléctrico, de los 1,3 millones de hogares que lo han pedido, según ha informado este viernes el Secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal.

En concreto, en el último mes se han dado de alta 172.000 bonos gracias, en parte, a la decisión del Gobierno de prorrogar la posibilidad de renovar el antiguo bono social hasta el 31 de diciembre dado que el día 8 de octubre 'caducaba' esta posibilidad de renovación, es decir, los hogares acogidos al viejo bono social (2,44 millones, según la CNMC) perdían esta subvención si no se daban de nuevo de alta. Hasta septiembre solo habían 'renovado' 700.000 clientes.

"El ritmo al que están accediendo es importante", reconocía José Domínguez Abascal durante un acto sobre pobreza energética organizado en Madrid por la Fundación Naturgy y la Universidad de Barcelona. No obstante, después del 31 de diciembre los hogares podrán seguir solicitando el bono social eléctrico.

Además del Real Decreto Ley que, por cierto, está tramitándose como ley en el Congreso y, por lo tanto, existe posibilidad de incluir nuevas enmiendas que mejoren esta partida de pobreza energética, Abascal recordó que en el plazo de seis meses (antes de abril) el Gobierno ha de redactar la Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética.

En ella, el Ejecutivo prevé incluir la definición de consumidor vulnerable "para tener claro a qué nos referimos" y "no dejar a nadie fuera", así como reducir y simplificar los trámites y la burocracia necesaria para hacerla accesible precisamente a estos consumidores vulnerables, "normalmente gente con un bajo nivel de estudios". "Tenemos que hacer un esfuerzo fundamental por facilitar estas barreras", agregó Domínguez Abascal.

Nuevas reglas

El objetivo del Gobierno en el Real Decreto Ley de medidas urgentes era lograr que todos los receptores del antiguo bono lo mantengan, y por ello la prórroga hasta el 31 de diciembre, pero también intentar llegar a otras muchas personas que necesitan esa ayuda pero que antes no formaban parte de las "reglas" establecidas. Para ello, han incluido categorías como la de familias monoparentales con un aumento del 0,5% del IPREM necesario para acceder al bono, la prohibición de cortar la luz en aquellos hogares con menores de 16 años y se ampliaron los umbrales de descuento.

Pero además, ahora la financiación del bono social –y la cofinanciación del suministro de energía de los consumidores en riesgo de exclusión social- será asumida por las comercializadoras de electricidad en un porcentaje de reparto que será directamente proporcional a la cuota de clientes. Es decir, Endesa, Iberdrola y Naturgy asumirán el 88% de la financiación.

En concreto, a Endesa le corresponde financiar el 37,14% del coste de suministro, a Iberdrola el 35,04%, a Naturgy el 15,81%, a EDP un 3,69% y a Viesgo un 2,2%. El 6,12% restante se repartirá entre más de 200 pequeñas comercializadoras.