Ir a contenido

CITA TECNOLÓGICA

La movilidad y la seguridad protagonizan la Smart City Expo

Seat se lanza a vender patinetes eléctricos en los concesionarios

Josep M. Berengueras

Dos personas prueban los patinetes eléctricos de Seat en la Smart City Expo de Barcelona.

Dos personas prueban los patinetes eléctricos de Seat en la Smart City Expo de Barcelona. / RICARD CUGAT

Hace unos años el concepto 'smart city' (ciudad inteligente) hacía referencia a ciudades llenas de sensores que harían la vida de los ciudadanos más fácil. Ahora, las 'smart cities' han cambiado: los sensores están o estarán allí, pero los protagonistas son los ciudadanos, la movilidad y la seguridad. 

El salón Smart City Expo World Congress, que se celebrá en Barcelona hasta el jueves, es el mejor exponente del momento actual. La feria batirá este año su récord en cuanto a zona expositiva (el 30% más) y en empresas expositoras (más de 800). "Cada vez hay más ciudades en todo el mundo que están convencidas de que tienen que cambiar para hacer la vida de sus ciudadanos mejor",  el director de la feria, Ugo Valenti. Entre los expositores hay de patinetes eléctricos, bicis con sensores, vehículos mitad coche mitad moto, taxis autónomos, autobuses inteligentes... Y, al mismo tiempo, cámaras y sensores que controlan (y protegen) al ciudadano.

Si las calles de Barcelona están llenas de patinetes eléctricos, en la feria también hay varias empresas que se fijan en este segmento. Una de ella es Seat, que presenta el eXS KickScooter. "Tenemos mucho público joven que compra coches a partir de 18 años. ¿Por qué no ofrecer también patinetes eléctricos a usuarios a partir de 16 años?", se pregunta Lucas Casasnovas, responsable de márketing de producto. La firma quiere "explorar todo tipo de soluciones de nueva movilidad", y dentro de esta gama está este patinete, desarrollado junto a Segway. "Se podrá comprar en la red de concesionarios", destaca. Su precio: 599 euros (reservas este mes y entrega en diciembre).

La firma Lime, de alquiler de patinetes eléctricos desde una app, también está en la feria. El responsable de expansión de la empresa en España, Alejandro Agustí, destaca a este diario su "gran aceptación en ciudades como Madrid -más de 400.000 viajes- o Zaragoza", mientras que en Barcelona "el ayuntamiento no está por la labor" de regular el mercado. "Debe haber un marco regulatorio, y nos adaptaremos a él como hacemos siempre", agrega.

Pero en la feria no solo hay patinetes. Dos de las soluciones más novedosas que se pueden ver son miniautobuses autónomos (ya están en pruebas en Francia) y un prototipo de taxi autónomo. "Su coste es de 350.000 euros. Está pensado para que se pida desde una app y puedan sumarse otros pasajeros durante la ruta", señala Diego Cardona, responsable de desarrollo de Navya en España. Empezará a circular por las calles de Lyon, una ciudad de EEUU y otra de Australia el próximo año.

Además de la movilidad, sorprenden en la feria las múltiples soluciones de monitorización en directo: detección de transeúntes (con edad aproximada incluida), reconocimiento facial, procesamiento de matrículas en tiempo real, túneles de seguridad para aeropuertos... "Somos un evento global, y hay que pensar que en Asia u Oriente Próximo se piensa diferente. Hay dispositivos que sirven de vigilancia, de seguridad, pero que pueden ser de control. Nosotros debemos promover el debate, hacer énfasis en el anonimato, porque es evidente que es una tendencia imparable que nos debe ayudar a vivir mejor, pero no a estar más vigilados", concluye Valenti.

Temas: Smart city Seat