29 feb 2020

Ir a contenido

estudio de anticipa

El alquiler se convierte en la primera opción como vivienda principal

Las operaciones de arrendamiento superaron las 537.000 frente a las 291.000 de compra de vivienda principal

Max Jiménez Botías

Preparativos del Barcelona Meeting Point.

Preparativos del Barcelona Meeting Point. / Joan Cortadellas

El número de contratos anuales de alquiler de vivienda principal alcanzó los 552.000 en España en el 2017, solo un 2,6% más que los 538.000 del año anterior. Pero la trascendencia de esa cifra, al margen de la novedad, es que representó la mayor parte de las operaciones que se realizaron en el mercado inmobiliario relacionadas con la vivienda principal, según pone de manifiesto el estudio de Anticipa sobre perspectivas del mercado de la vivienda en España, que ha elaborado el catedrático de Economía Aplicada de la Universitat Autònoma de Barcelona, Josep Oliver, y cuya cuarta edición ha sido presentada en el salón Barcelona Meeting Point (BMP), que ha abierto sus puertas este jueves. 

Aunque solo el 17% de los hogares españoles están de alquiler, el número de operaciones en el mercado va en aumento, hasta el punto de superar la compraventa. De hecho, el estudio recoge que el número de operaciones de vivienda principal en compra y alquiler en el 2016 fue de 830.000. De esa cifra, unas 537.000 se realizaron en el mercado del alquiler, mientras que 291.000 fueron de compraventa de vivienda principal, aunque el número total de compraventas superó las 400.000, entre las que se incluyen otros usos, como inversión. "La formación de nuevos hogares, que en los próximos años seguirá en aumento, es uno de los factores que ha impulsado el incremento de las transacciones", destaca el estudio. Y precisa: "Dos tercios de los nuevos hogares se decantan por el alquiler, lo que demuestra la consolidación del arrendamiento frente al modelo de compra".

Evolución de la vivienda principal

Según los datos expuestos por Oliver, el parque de vivienda principal en España ha pasado de 17,9 millones de unidades en el 2011 a 18,5 millones en el 2017. En estos años, el régimen de alquiler es el que ha experimentado un mayor aumento al pasar de 2,7 millones de unidades en el 2011 a los 3,1 millones del 2017. El alquiler representa ya la primera opción como vivienda principal. En los últimos años, las renovaciones de contratos ha constituido un factor determinante para su crecimiento. En el 2016, las renovaciones alcanzaron las 401.000, mientras que los nuevos contratos supusieron las 137.000 unidades. La evolución se mantiene al alza hasta contabilizar los 594.000 contratos de alquiler en el 2020, según las previsiones del etudio de Anticipa lo que, a su vez, implica un efecto claro sobre los precios.

Esa evolución se acompaña con un incremento de precios de entorno al 6% en España y el 8% en Catalunya es ese periodo y un cambio migratorio importante que se apuntan ya en las previsiones del Instituto Nacional de Estadística y que indica una mayor llegada de extranjeros de los previstos a España en los próximos tres años, con el efeto que eso tendrá en el mercado inmobiliario español a efectos del alquiler.