02 dic 2020

Ir a contenido

ENERGÍA

El Congreso convalida las medidas del Gobierno para abaratar la luz

Teresa Ribera recuerda que estas medidas solo son un "alivio" ante los precios "elevados y sostenidos"

El Secretario de Estado de energía enuncia un objetivo de 50.000 MW renovables en 2030

Sara Ledo

El ahorro eléctrico empieza con el consumo de lo más básico.

El ahorro eléctrico empieza con el consumo de lo más básico.

El Congreso de los Diputados ha dicho sí al Real Decreto Ley de medidas urgentes para la transición energética y la protección a los consumidores que incluye la suspensión del impuesto de generación (7%) y del impuesto especial de hidrocarburos durante seis meses, la ampliación del bono social eléctrico y la creación del bono social térmico, la eliminación de cargos y barreras al autoconsumo y elimina la figura del gestor de carga para favorecer la movilidad eléctrica.

Por 180 votos a favor, 2 en contra y 160 abstenciones, este paquete de medidas aprobadas en Consejo de Ministros será tramitado como proyecto de ley por el procedimiento de urgencia porque "el coste de la energía es clave para los consumidores y para la competitividad industrial", argumentó la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, en el inicio de su defensa de un texto que dejó claro que es solo un "alivio" ante los precios "elevados y sostenidos". Y aseguró que ya se han iniciado los trabajos para la reforma del mercado eléctrico, la regulación del almacenamiento y modificaciones fiscales.

Polémica con los peajes

Pero además, el texto también incluía un cambio en la regulación de los peajes de acceso en línea con la disposición adicional número 79 establecida en los actuales Presupuestos Generales del Estado tras un acuerdo entre el PP y el PNV y cuya introducción en este RDL de urgencia causó especial malestar a la industria catalana. En concreto, el cambio se basa en la eliminación del peaje 6.1 B (>= 30KW y <36 KW) e incluye un nuevo 6.2 (>= 30KW y <72,5KW) que sustituye al anterior (>= 36KW y <72,5KW), es decir, se pasa de 36MW a 30MW la tarifa con precios más baratos, lo que beneficia a la industria vasca que suele tener unos niveles de 30MW, según las patronales catalanas Pimec y Cecot.

Y de ello se quejaron PdeCat, ERC y Ciudadanos que afearon el gesto a la ministra de introducir este cambio sin que apareciera en el borrador. No obstante, Ribera aseguró al final de su discurso que están a punto de cerrar el acuerdo con la CNMC que le devolvería al superregulador el control de los peajes y que se enviará al Congreso como reforma del Sector Eléctrico.

50.000 megavatios renovables en 2030

Y poco antes de que se iniciase este debate en el Congreso de los Diputados, se inauguraba también en Madrid el Congreso APPA Renovables 2018 en el que el Secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal, excusaba la falta de asistencia de la ministra Ribera por razones evidentes, al mismo tiempo que anunciaba que el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima que está elaborando el Gobierno -y enviará a Bruselas antes de final de año- incluirá el objetivo de instalación de 50.000 megavatios renovables antes del 2030, lo que obligará a instalar unos 5.000 megavatios al año.

Unas cifras que lograrían alcanzar el 35% de generación renovable como parte de energía final que, en la actualidad, se encuentra en 17,5%. Además, Abascal también enunció un objetivo de coches eléctricos entre 4 y 5 millones y la rehabilitación de 100.000 viviendas anuales a través de un plan que será llevado a cabo de la mano con los ministerios de Fomento e Industria. "Es un cambio en el que podemos participar en primera fila por primera vez en la historia, y no podemos defraudar a los ciudadanos", concluyó.