Ir a contenido

GRANDES ALMACENES

El Corte Inglés coloca 600 millones en bonos a un interés del 3%

La demanda supera en dos veces la oferta

El Periódico

El presidente de El Corte Inglés, Jesús Nuño de la Rosa.

El presidente de El Corte Inglés, Jesús Nuño de la Rosa. / JOSE LUIS ROCA

El Corte Inglés ha cerrado este viernes una emisión de bonos a cinco años y medio por valor de 600 millones de euros y un cupón anual del 3%, ha informado el grup de grandes almacenes, que ha calificado la operación de "éxito" y ha subrayado que la demanda ha superado en más de dos veces la oferta.

El Corte Inglés utilizará los fondos captados en esta emisión, que cotizará en Irlanda, para amortizar deuda y la emisión se enmarca dentro de sus estrategia de diversificar las fuentes de financiación, ha explicado la empresa. Los bonos, con vencimiento en marzo del 2024 y garantizados por Viajes El Corte Inglés y Supercor, van dirigidos a inversores cualificados.

"La operación supone un hito en la historia financiera de la compañía, ya que se trata de la primera emisión con rating -calificación- asignado y que ha sido presentada en los mercados con notable éxito", ha destacado la empresa de los grandes almacenes. En concreto, la emisión ha sido calificada por Standard & Poors y Ficht con una calificación de BB+; por Moody's, con un anota de Ba1; y con un BBB- por Axesor. En las tres agencias de calificación internacionales la nota dada se por debajo del grado de inversión, lo que se conoce popularmente como 'bono basura'.

El Corte Inglés destinará los ingresos de la oferta a hacer frente a los vencimientos de los pagarés de empleados cuyo reembolso sea anterior a abril del 2019 y a cancelar el préstamo puente firmado en enero para ello y cuyo saldo asciende a 765 millones.

En enero, la compañía refinanció deuda por valor de 3.650 millones, entre otros instrumentos vía una línea de crédito de hasta 1.000 millones para hacer frente a la cancelación de los pagarés que mantenía con sus empleados, cuyo saldo conjunto ascendía entonces a 1.315 millones.

Históricamente, los empleados de El Corte Inglés tenían la opción de invertir sus ahorros en pagarés de la compañía, una fórmula de financiación con la que decidió poner fin en línea con su objetivo de la modernización de sus estructuras y su profesionalización.

Los pagarés tenían un año de validez aunque en la mayoría de casos se renovaban al vencimiento de dicho plazo, según las fuentes, que han apuntado que la compañía ha ido usando el préstamo para ir devolviendo el dinero a los titulares de los pagarés a medida que iban venciendo.

El Corte Inglés acudió por primera vez a los mercados de deuda a finales del 2013, cuando emitió bonos por 600 millones. En enero del 2014 la firma, a través de Hipercor, captó 500 millones con una emisión privada de bonos sénior a 7 años que cotizan en Irlanda.