Ir a contenido

movilidad sostenible

Iberdrola prevé conectar toda España con puntos de recarga eléctrica en 2019

La compañía espera instalar más de 400 postes en más de 200 ubicaciones de toda la red de carreteras española

Sara Ledo

Coche eléctrico enchufado a un punto de carga.

Coche eléctrico enchufado a un punto de carga. / REUTERS / KAI PFAFFENBACH

Se acabó la excusa de no comprar o utilizar un coche eléctrico porque no hay puntos de recarga suficientes en España. Al menos ese es el propósito de Iberdrola en el próximo año: la instalación de más de 400 surtidores de recarga rápida en más de 200 estaciones, una al menos cada 100 kilómetros, “para que cualquier persona pueda recorrer España de punta a punta en su vehículo eléctrico".

La compañía eléctrica prevé instalar 30 de estos puntos antes de final de año, para concluir los 170 restantes a lo largo del 2019 de forma que, poco a poco, el mapa de España esté copado por estaciones de descarga rápida (50 kW), capaces de recargar 150 kilómetros de autonomía en 20 o 30 minutos, y también super rápida (150 kW) y ultra rápida (350 kW), para los vehículos Premium que consiguen recargar 150 kilómetros en 5 o 10 minutos (estas dos últimas supondrán entre un 15 % o un 20 % del total de las instalaciones).

La nueva red cubrirá todas las capitales de provincia y tendrá puntos en las principales rutas nacionales, es decir, en las seis radiales  -A1, A2, A3, A4, A5 y A6- y en los tres principales corredores –Autovía del Mediterráneo (A7), Autovía del Cantábrico (A8) y Autovía Ruta de la Plata (A66)- así como espacios de acceso público en las principales ciudades. El objetivo es, en palabras de la directora global de Smart Solutions, Raquel Blanco,  “trasladar la recarga de vehículos eléctricos al día a día de los ciudadanos, para que no tenga que cambiar sus hábitos”.

Además, la energía suministrada será 100% verde, según la eléctrica, es decir procederá de fuentes renovables, algo que aprovechó la consejera delegada de Iberdrola para lanzar un recado a la administración: "En España, desde 2012, no se acometen nuevos desarrollos de renovables y si se hubiera hecho, quizás el escenario de precios de electricidad sería diferente", agregó en la presentación de la nueva red de movilidad eléctrica de la compañía.

¿Cuál será el coste?

En total, según apuntó la directora de Smart Solutions de Iberdrola, el coste para el usuario de recargar el equivalente eléctrico a 100 o 150 kilómetros de autonomía será de 0,50 euros si lo hace en su casa y de entre 4 o 5 euros si lo hace en estos puntos públicos que instalará la eléctrica. Entre 1,5 y 3 veces más barato que la gasolina actual, eso de momento, porque los precios probablemente irán en aumento según se incremente la demanda de coches eléctricos en España.

A día de hoy, según la eléctrica, hay entre 40.000 y 45.000 de vehículos eléctricos o híbridos enchufables en España, algo que en el 2025 se prevé que ascienda hasta 1 o 2 millones.

Para este despliegue, Iberdrola hará una inversión superior a los 10 millones de euros que probablemente irá en ascenso con el paso del tiempo, pues la intención de la eléctrica dentro del Plan Smart Movility es instalar 25.000 puntos de recarga en los próximos años e incluso ir fuera de España. “No solo queremos duplicar la red actual (la mayor red actual de recarga de España) sino que ya estamos en conversaciones para extenderlo más allá de nuestras fronteras”, agregó Raquel Blanco.

Aplicación móvil

El nuevo plan incluye también una nueva aplicación de Recarga Pública Iberdrola para que los usuarios puedan geolocalizar las estaciones, reservar los surtidores y pagar sus recargas a través del móvil.

0 Comentarios
cargando