Ir a contenido

PASIVIDAD E INCUMPLIMIENTO

La OCU denuncia a Ryanair por no indemnizar a los pasajeros afectados por las huelgas

Jordi Jon Pardo

Colas de pasajeros en El Prat.

Colas de pasajeros en El Prat. / ARCHIVO / GUILLERMO MOLINER

Unas horas antes de la  huelga de pilotos de Ryanair del 10 de agosto, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha anunciado la puesta en marcha de una acción judicial contra la compañía con la que pide indemnizaciones para los pasajeros afectados por los parones de este verano, al tiempo que denuncia la “pasividad y falta de cumplimiento” de la aerolínea irlandesa.

Caso omiso al TJUE

La OCU toma la medida después de que Ryanair desoyera la opinión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que dictaminó el pasado abril que los retrasos derivados de las huelgas de los tripulantes de cabina pilotos son reclamables por parte de los pasajeros afectados. Sin embargo, la aerolínea está denegando sistemáticamente todas las reclamaciones por parte de los viajeros estas últimas semanas.

En el caso de las pasadas huelgas del 25 y 26 de julio, la irlandesa debería hacer frente al pago de más de 15 millones de euros, según fuentes del sector a este diario, en caso de que todos los usuarios -75.000 solo en España- formalizaran una reclamación.

"Lamentamos sinceramente la cancelación de vuelo FRXXX el día 26/07/2018, que fue debido a una huelga de pilotos fuera de nuestro control. (...) Como esta cancelación es fuera del control de Ryanair lamentamos informarle que no hay compensación monetaria de acuerdo con el reglamento de la UE261/2004 (sic)". Esta es la respuesta que está dando la 'low cost' irlandesa a través del correo electrónico a los pasajeros que reclamaron a través de los canales oficiales después de verse afectados por la huelga de tripulantes de cabina del pasado julio.

"No pueden considerarse causa extraordinaria"

Según la OCU, tanto las huelgas del 25 y 26 de julio como la prevista para este viernes 10 de agosto,“no pueden considerarse causa extraordinaria”, puesto que “su gestación es de dominio público”. Por este motivo, la OCU considera que Ryanair “debería haber tomado las medidas necesarias para paliar las previsibles molestias a los viajeros”.

Además, la organización de usuarios recuerda que, cuando se cancela un vuelo o se encadenan retrasos, sea o no responsabilidad de la compañía aérea, “los usuarios tienen derecho a información, asistencia y a una compensación, que varía en función de la distancia y el destino” y que oscila entre los 250 euros y 600 euros por pasajero.

Tal y como señala la OCU, la primera vía utilizada será la mediación y se recurrirá a la vía judicial “si posteriormente fuera necesario”. Por esta razón, la organización pedirá “la compensación legal correspondiente” y la ya mencionada indemnización “por los daños materiales y morales causados” de forma individualizada y detallada para todos los afectados.

Por último, la OCU llama a todos los usuarios afectados por las huelgas a unirse a esta acción y reclamar, con el fin de luchar contra los repetidos abusos que afectan a usuarios y empleados por las malas prácticas y decisiones de la aerolínea irlandesa.

Temas: Huelgas Ryanair

0 Comentarios
cargando