Ir a contenido

REGISTRO DE MARCA

Nestlé pierde la batalla del KitKat

Los jueces europeos defienden que la forma de las cuatro barras de chocolate del KitKat no es lo suficientemente distintiva para considerarse marca registrada

La estadounidense Mondelez podrá seguir comercializando productos de apariencia y composición similar en la UE

Jordi Jon Pardo

La chocolatina Kit Kat propiedad de Nestlé, y Kvikk Lunsj de Mondelez. 

La chocolatina Kit Kat propiedad de Nestlé, y Kvikk Lunsj de Mondelez. 

La cuatro barras del KitKat están a punto de quedarse sin padre, después de que el Tribunal Europeo de Justicia (TJUE) haya impugnado la apelación de Nestlé para registrar el diseño de su popular chocolatina. ”Unas onzas alargadas no son suficientemente distintivas”, han argumentado los jueces de Luxemburgo este miércoles.

El TJUE ha dictaminado que la Oficina de Propiedad Intelectual Europea (EUIPO) debe volver a examinar si la forma tridimensional del 'Kit Kat 4 barras' puede ser registrada como marca de la Unión Europea. La Oficina aceptó reconocerla de esta manera hace once años y rechazó un recurso interpuesto por Cadbury Schweppes (Mondelez) en el 2012.

Este tribunal canceló en diciembre del 2016 la resolución de la EUIPO ya que estimó que había cometido un error al concluir que la marca había adquirido carácter distintivo por el uso en la Unión, cuando esto solo había quedado probado en una parte del territorio comunitario, concretamente en diez países (España, Dinamarca, Alemania, Francia, Italia, Países Bajos, Austria, Finlandia, Suecia y Reino Unido).

Tanto Nestlé, como Mondelez y la EUIPO presentaron recursos de casación ante el Tribunal de Justicia de la UE que ha desestimado todos ellos este miércoles.

Mondelez creía que la marca ni siquiera había adquirido carácter distintivo en los diez países señalados en la sentencia, pero el TUE ha considerado "inadmisible" el recurso ya que no tiene por objeto la anulación del fallo, "sino únicamente la modificación de determinados fundamentos de Derecho de la sentencia".

Por su parte, Nestlé y la EUIPO sostenían que la interpretación del Tribunal General es incompatible con el "carácter unitario de la marca de la Unión y con la propia existencia del mercado único" al reclamar pruebas de que la marca había adquirido ese carácter distintivo en cada uno de los Estados miembro individualmente.

Sin embargo, el TJUE recuerda que si esa distinción no es intrínseca en todos los países de la UE, solo puede ser registrada como marca si se prueba que es percibida de esta forma en el conjunto de los Estados miembro.

La lucha cuatribarrada del chocolate: Nestlé contra Mondelez

El KitKat nació en el 1935 en la ciudad inglesa de York, cuando los hermanos Rowntree decidieron empaquetar cuatro barritas, compuestas por un barquillo de galleta cubierto con chocolate, una fórmula cuatribarrada que causó furor entre los golosos británicos. Tras la compra de Rowntree por parte de la multinacional Nestlé en el 1988, esta empresa comercializa la marca Kit Kat en la gran mayoría de países, con excepción de Estados Unidos, donde es comercializada al oeste por Hershey's y al este por Nabisco.

La noticia del TJUE es un un alivio para los noruegos, en concreto para la chocolatina de Kvikk Lunsj, famoso snack nórdico que es propiedad de Mondelez y que tiene una apariencia y composición muy similar desde el 1937. Ochenta años después, el fabricante estadounidense, puede seguir comercializando y vendiendo su producto de cuatro barras en la UE.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.