Ir a contenido

La Fiscalía cifra en 835.000 euros las comisiones que Rato cobró de Bankia

El juez rechaza juzgar el delito de corrupción en los negocios de forma independiente del resto de la causa

Anticorrupción acusa al presidente de la entidad, su círculo de confianza y a los responsables de Publicis y Zenith

Ángeles Vázquez

Rodrigo Rato, el pasado junio en Madrid. 

Rodrigo Rato, el pasado junio en Madrid.  / SUSANA VERA

Hay veces que a los jueces de instrucción hay que azuzarles para que actúen. En el 'caso Rato' se han repetido los archivos de ciertas piezas acordados por el magistrado Antonio Serrano-Arnal, luego revocados por la Audiencia Provincial de Madrid. Ahora la Fiscalía Anticorrupción le ha instado sin éxito a que se juzgue por separado del resto de la causa al exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato por el cobro de más de 835.000 euros en comisiones con los contratos de publicidad suscritos por Bankia bajo su presidencia. 

La fiscala Elena Lorente considera esos hechos son constitutivos de un delito de corrupción en los negocios que puede ser juzgados por separado del resto del caso, pero el magistrado se ha opuesto a su pretensión al entender que estos hechos, aunque su investigación pueda darse por terminada, no deben desglosarse del resto de la investigación sobre el presunto origen ilícito del patrimonio de Rato que tiene entre manos.

Aunque la petición fiscal no haya sido tenida en cuenta, al menos de momento, por el juez de Instrucción número 31 de Madrid, sirve para conocer el criterio de Anticorrupción sobre los indicios que se desprenden de lo investigado en relación con los contratos de publicidad firmados entre el 2011 y el 2012 por Bankia, por los que Rato cobró "comisiones carentes de justificación" a través de su sociedad Kradonara 2001.

Según el escrito, esas comisiones fueron abonadas por Zenith Media y Publicis Comunicación España, ambas del grupo Multi Market Services Spain Holdings, a Albisa Inversiones y Asesoramiento, del también imputado Alberto Portuondo. Rato le introdujo en Caja Madrid en enero de 2012 y, a juicio de Anticorrupción, participó activamente en el proceso de selección de los concursos de publicidad de la entidad, especialmente, para difundir la marca Bankia y su salida a Bolsa. En ambas campañas se eligió a Zenith y a Publicis.

Portuondo mantenía relación desde 2008 con Miguel Ángel Montero, administrador de Rato desde hace décadas y al que este también introdujo en Caja Madrid durante su presidencia. Además de ellos, también colaboraron con el exministro del PP su secretaria personal, Teresa Arellano, y su amigo y hombre de confianza José Manuel Fernández Norniella, a quien nombró vicepresidente de la entidad.

Grupo de presión

"Todos ellos constituyeron un auténtico grupo de presión dentro de la entidad financiera actuando como núcleo duro a las órdenes y en beneficio último de Rodrigo Rato", afirma la fiscala en su escrito en el que precisa que Kradonara ingresó comisiones enmascaradas como prestación de servicios de 474.416 euros en el ejercicio de 2011 y 360.608 en 2012.

La fiscalía también pide juzgar a los responsables de Publicis Miguel Ángel Furones, Francisco Xavier Olazábal, Sagario Bua y Fabrizio Bini, y de Zenith Sergio Lorca, Fernando Rodríguez, María Cándida Rodríguez y Santiago Álvarez del Manzano, al entender que todos ellos eran conocedores de la irregular finalidad de las comisiones pagadas a Albisa. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.