Ir a contenido

INFORME ANUAL

El Banco de España rebaja el efecto negativo del pulso independentista

El supervisor admite que la evolución económica tras el 1-O fue la más benigna de las que pronosticó

Recomienda que las autonomías puedan volver a financiarse en los mercados de capitales

Salvador Sabrià

El gobernador del Banco de España. Luis María Linde.

El gobernador del Banco de España. Luis María Linde. / EFE / ZIPI

El Banco de España considera que la situación política en Catalunya continúa siendo uno de los principales "riesgos domésticos" de la economía española en estos momentpos aunque a la vez admite que de los distintos escenarios previstos a partir del referendum del 1 de octubre, el resultado real sobre la economía ha sido el más benigno de los previstos. "Los indicadores disponibles de incertidumbre económica, referidos al conjunto del país, reflejan que se aumen to significativo registado en octubre el año pasado tuvo un carácter transitorio, de manera que se produjo una cierta normalización de los indicadores en los meses posteriores".

El supervisor admite que "no resulta fácil determinar la medida en que el comportamiento más desfavorable que, en términos relativos se ha observado en los indicadores de esta comunidad autónoma se encuentra vinculado a ka situación política, dado que otros factores podrían estar afectando de manera sumultánea a la economía catalana". 

Pese a estas dudas a la hora de hacer y de evaluar sus diagnósticos sobre los efectos de la tensión independentista, el Banco de España insiste en su informe en que "a corto y a medio plazo, la incidencia final de este riesgo sobre el conjunto de la economía española dependenrá de la magnitud y la persistencia que acabe teniendo este episodio de incertidumbre política". Para el supervisor, si se rebaja la tensión en Catalunya puede haber un mayor incremento del PIB, mientras que un rebrote de las tensiones "podría incidir nagtivamente en la confianza de los agentes y en la actividad". 

Sistema de financiación

En otro apartado del informe, el Banco de España considera que el sistema de la financiación de las comunidades autónomas debe revisarse para adecuar sus ingresos a una estimación objetiva de sus necesidades de gasto y garantizando "un reparto transparente entre CCAA", además de aumentar la corresponsabilidad fiscal. El supervisor propone que se retome "el acceso a los mercados de capitales por parte de las autonomías como vía fundamental de financiación" de sus desajustes. Y recomienda que solo puedan hacer uso de los distintos fondos del Estado, tipo FLA, desarrollados durante la crisis "solo en circunstancias excepcionales". 

0 Comentarios
cargando