Ir a contenido

estudio Esade-La Caixa

Las empresas españolas suspenden en desarrollo sostenible

Las estrategias de negocio eluden en general compromisos solidarios contra la pobreza

Las firmas tecnológicas, las más preocupadas por cuestiones no financieras

Parque eólico en la isla danesa de Samso.

Parque eólico en la isla danesa de Samso. / REUTERS / BOB STRONG

Las empresas españolas suspenden todavía en términos de solidaridad y compromisos con un desarrollo futuro sostenible. Un estudio elaborado por la escuela de negocios Esade y la Fundació Bancària La Caixa constata que la presencia de los denominados Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) aprobados por la ONU en el 2015 "no impregnan todavía las estrategias de negocio". Esos objetivos, definidos por su importancia del 1 al 17 marcan las líneas de actuación de las empresas alternativas para un crecimiento a largo plazo. Pese a que la conciencia de la necesidad de incorporar la sostenibilidad en el objetivo empresarial no se ha implantado completamente, Ángel Castiñera, uno de los autores del informe, considera que "la adaptación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible son oportunidades empresariales" ya que exigen "una capacidad de innovación", y además conllevan "legitimidad y reputación" con los clientes. 

El informe refleja que "el 75 % de las empresas españolas tienen una actitud adaptativa ante los ODS", pero el observatorio busca "inspirar a otras empresas" ha señalado Liliana Arroyo, coautora del estudio, que ha explicado que por este motivo se ha seleccionado a 11 compañías (CaixaBank, Colonial, DKV, Ferrovial, Gas Natural, Iberdrola, Inditex, Meliá Hotels, Repsol, Suez España y Telefónica) que muestran avances significativos en esta materia y que pueden ejercer como guía para que otras entidades "emprendan este camino". 

Los ODS, objetivos de desarrollo sostenible de la ONU

  1. 1 Acabar con la pobreza
  2. 2 Hambre cero
  3. 3 Salud y bienestar
  4. 4 Educación de calidad
  5. 5 Igualdad de género
  6. 6 Agua limpia y saneamiento
  7. 7 Energía asequible y no contaminante
  8. 8 Trabajo decente y crecimiento económico
  9. 9 Industria, innovación e infraestructura
  10. 10 Reducción de las desigualdades
  11. 11 Ciudades y comunidades sostenibles
  12. 12 Producción y consumo responsables
  13. 13 Acción por el clima
  14. 14 Vida submarina
  15. 15 Vida de ecosistemas terrestres
  16. 16 Paz, justicia e instituciones solidarias
  17. 17 Alianzas para lograr los objetivos

"Los ODS son la mejor respuesta a los retos actuales, y se han de convertir en la brújula que defina la estrategia de las empresas, al mismo tiempo que desarrollen un nuevo modelo de crecimiento", explica Jaume Giró, director general de la Fundació Bancària La Caixa. "Los ODS proponen un plan para avanzar hacia una economía mundial mucho más responsable e inclusiva con las personas y con el planeta", amplía Àngel Pes, presidente de la Red Española del Pacto Mundial. 

Según el estudio, el 50,3% de las empresas analizadas aportan información no financiera en sus memorias de gestión. Los sectores con índices más bajos de información no financiera en sus memorias son los de bienes y servicios de consumo, la industria y los servicios inmobiliarios, en que solo un tercio de las empresas reportan información no financiera. Por el contrario, el 90% de las empresas tecnológicas y de comunicaciones presentan ese tipo de informes no financieros que influyen en sus negocios. 

Lo que importa a las empresas

Llama la atención especialmente el hecho de que dos elementos que prioriza la ONU como factores relevantes para la sostenibilidad futura del planeta no se encuentran en las prioridades de las empresas españolas. Así, el fin de la pobreza y el objetivo del hambre cero no suponen una mención especial en los informes empresariales y en general se sitúan a la cola de las menciones. Por el contrario, se sitúa a la cabeza el objetivo de conseguir extender el trabajo decente y el crecimiento económico (el 18,9% de las empresas mencionan este factor). El 18,2% de las firmas aluden a la importancia de las acciones por el clima como un elemento fundamental de su acción empresarial.

El objetivo del hambre cero solo es mencionado en el 9,2% de los informes empresariales.Los autores del estudio consideran que las empresas deben comprometerse con la línea marcada por la ONU, como una estrategia positiva tanto para el planeta como para sus propios intereses empresariales en términos de imagen corporativa. "Asumiendo los retos que plantean las ODS, las empresas pueden obtener nuevas oportunidades y reducir los gastos, al mismo tiempo que mejoran la reputación y fortalecen las relaciones con sus interlocutores principales: los clientes, los empleados y los reguladores", afirma Liliana Arroyo. 

0 Comentarios
cargando