Ir a contenido

CUMBRE DE PATRONOS

La empresa familiar se reivindica como antídoto contra el populismo

El nuevo presidente del organismo, Francisco J. Riberas, alerta de los riesgos de caer en la demagogia surgida de los efectos de la crisis

Agustí Sala

Osborne, izquierda, saluda a Riberas.

Osborne, izquierda, saluda a Riberas.

Generadores de empleo e inversión. El nuevo presidente del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), Francisco J. Riberas, ha reivindicado el papel de este tipo de compañías y ha afirmado que en la actualidad "hace más falta que nunca" poner en valor el papel de estas compañías.

Riberas, que ha recibido el testigo de presidente de manos de Ignacio Osborne en la asamblea anual del IEF celebrada en Barcelona, ha alertado de los riesgos de los "populismos" y la "demagogia" nacidos de una crisis en las que muchas familias han sufrido.

"Hay que volver a trasladar el mensaje de la aportación que llevó a cabo la empresa familiar durante la crisis, creando y manteniendo el empleo e invirtiendo en un entorno difícil".

Aunque no se ha mencionado en público el 'procés', con la celebración de esta cumbre que se lleva habitualmente a cabo en Madrid, la entidad ha dado muestras de su apoyo a los empresarios catalanes, según fuentes de la organización. Riberas ha recordado que el IEF nació hace 26 años en Barcelona y el 40% de los socios de este lobi son de esta comunidad. La asamblea anual se suele celebrar en Madrid. No se llevaba a cabo en Barcelona desde el 2005 y con anterioridad solo fue fuera de la capital del Estado en el 2004 (Toledo), 2002 (Valencia) y 2000 (Santander).  

En el congreso del instituto celebrado el pasado 2 de octubrer en Toledo, un día después del 1-O, esta organización reclamó diálogo y el veterano Mariano Puig, del grupo Puig, provocó una gran ovación al proclamarse catalán, pero también español.    

Ejemplo

El presidente del IEF, que también lo es el principal ejecutivo del grupo Gestamp, que salió a bolsa el año pasado, se ha mostrado convencido de que el ejemplo de la empresa familiar "ha de servir para erradicar la imagen de que estamos ligados a multinacionales o somos fruto de la cultura del pelotazo".

Riberas ha destacado que "las grandes empresas familiares fueron en su día también 'start-ups', que gracias a la visión de los empresarios que las dirigían han generado miles de puestos de trabajo y buenestar para muchas familias".

La asamblea de socios, que representan a un centenar de las principales empresas familiares españolas, ha ratificado por unanimidad a Riberas como presidente para los próximos dos años, tal como establecen los estatutos. 

En su intervención, Riberas también se ha comprometido a seguir ayudando a las empresas familiares para que sean capaces de resolver de la mejor manera problemas específicos como los derivados de la sucesión.

Riberas (Madrid, 1964) era hasta hoy uno de los tres vicepresidentes del IEF. Riberas ha tenido palabras de agradecimiento para su predecesor, Ignacio Osborne, del que ha dicho que ha sido capaz de "salvaguardar la imagen de IEF en un momento especialmente convulso en nuestro país".

El IEF, fundado en 1992, es una organización sin ánimo de lucro, de ámbito estatal, que agrupa a un centenar de empresas familiares líderes en sus sectores de actividad, cuya facturación de forma agregada es equivalente al 17,5% del PIB de España y dan empleo a 1,25 millones de trabajadores, según datos de esta organización.

Agrandar el prestigio

El nuevo presidente de las empresas familiares españolas ha dicho que se propone "intentar agrandar el prestigio" del IEF y poner en valor "la importancia de las empresas familiares", un objetivo que está aún "lejos" de alcanzarse, ha opinado.

En este sentido, Riberas ha asegurado que de igual forma que las empresas emergentes -las llamadas "star-tups"- tienen hoy en día "tanto prestigio y reconocimiento social", las empresas familiares fueron en su día a su vez empresas incipientes que salieron adelante gracias al "éxito" de los empresarios que las promovieron. Es un planteamiento como el que Osborne hizo en Esade durante una conferencia el año pasado.

"El Instituto, gracias a la importancia y la trayectoria de todas sus empresas asociadas, tiene una gran legitimidad moral para defender la imagen de la empresa familiar y de los empresarios familiares, mucho mayor que la de otras organizaciones", ha concluido Riberas.

Por otra parte, el nuevo presidente del IEF ha reivindicado el proceso de internacionalización de la empresa familiar española, aunque ha avisado que es un reto "difícil" y que debe plantearse "a largo plazo".

Entre los asistentes estaban los presidentes y se representantes de sagas empresariales como Mercadona (Juan Roig), de Codorniu (Mar Raventós), Puig (Marc Puig), Grupo Zeta (Antonio Asensio), Catalana Occidente (Josep Maria Serra), Cementos Molins (Joan Molins), Bodegas Torres (Miquel Torres), Barceló (Simón Pedro Barceló), entre otros muchos.

Temas: Empresas Empleo

0 Comentarios
cargando