Ir a contenido

DERECHOS DE LOS CONSUMIDORES

La ley para frenar abusos hipotecarios, paralizada en el Congreso

El texto prohíbe las ventas de seguros y productos financieros ligados al préstamo para vivienda

Las entidades financieras deberán permitir que los clientes contraten las pólizas por su cuenta

Agustí Sala

Una oficina de Kutxabank en Barcelona hace publicidad de sus hipotecas.

Una oficina de Kutxabank en Barcelona hace publicidad de sus hipotecas. / FERRAN NADEU

Menos abusos con los seguros y productos financieros vinculados a las hipotecas. Ese es uno de los objetivos de los cambios introducidos en el proyecto de ley de contratos de crédito inmobiliario, que incluye este aspecto que afecta a los titulares de préstamos para la compra de vivienda, y cuya tramitación se encuentra paralizada en el Congreso de los Diputados.

El Gobierno aprobó el anteproyecto de ley que traspone a la legislación española de al directiva hipotecaria comunitaria en noviembre pasado, con medidas que aumentan la transparencia en los préstamos y la prohibición de las ventas vinculadas a la hipoteca, como los segurosBélgicaFranciaIrlanda e Italia hicieron esta trasposición en el 2016 y Portugal, el año pasado.

Según la exposición motivos, la prohibición de las ventas vinculadas tiene como objetivo "favorecer la elección del producto más adecuado por parte del cliente y fomentar la competencia entre prestamistas, posibilitando la venta agrupada en aquellos casos en los que resulte más beneficioso para aquellos".

Póliza anual renovable

Una de las últimas victorias logradas por la Asociación Española de Corredurías de Seguros (Adecose), que hace años que combate las prácticas bancarias con los seguros, ha consistido en establecer en el proyecto de norma la obligatoriedad de que las pólizas de seguros ofrecidas por las entidades financieras prestamistas sean de "carácter anual renovable". Esta medida cuenta con el apoyo de Ciudadanos, el PNV y Esquerra Republicana (ERC). En muchos casos, los bancos tratan de imponer pólizas con una duración mínima de 10 años

La norma que se encuentra en el Congreso obliga a las entidades financieras a presentar a sus clientes ofertas alternativas, con y sin productos asociados, y a que el consumidor pueda contratar la póliza por su cuenta. Hasta la fecha, se ha realizado el debate de totalidad por la presentación de una enmienda de totalidad de Unidos Podemos en que proponía una nueva redacción del proyecto de ley y, tras ser rechazada, se presentaron y publicaron las enmiendas parciales de los grupos parlamentarios.

Calendario

Los próximos pasos de la tramitación del proyecto consisten en elaborar el informe de la ponencia en el que se decidirán las enmiendas que son incorporadas al texto, la votación de dicho informe en Comisión y la votación final en el Pleno del Congreso, tras lo cual el texto se enviará el Senado. No existe un calendario para la tramitación de este proyecto de ley y lo cierto es que se está demorando más de lo esperado, según fuentes del sector. Adecosae velará ahora por que se mantengan las enmiendas acordadas en el texto final.

En cuanto a las reivindicaciones de Adecose, presidida por Martín Navaz, el texto del proyecto de ley que entró finalmente en el Congreso ya recogía la práctica totalidad de sus demandas en relación a los seguros ligados a las hipotecas. En concreto, se prohíben las prácticas vinculadas y el artículo 15 establece que la aceptación por la entidad bancaria de un seguro alternativo presentado por el cliente no puede implicar un empeoramiento en sus condiciones del préstamo, tanto en las prácticas vinculadas como en las prácticas combinadas: "En ningún caso la aceptación por el prestamista de una póliza alternativa distinta de la propuesta por su parte podrá suponer un empeoramiento en las condiciones de cualquier naturaleza del préstamo", establece el texto.

Además, una segunda reivindicación de Adecose que también recoge el proyecto es la prohibición de que las entidades financieras puedan cobrar gastos suplementarios ligados al análisis comparativo que realicen para examinar las pólizas alternativas que le presente el prestatario. De nuevo el artículo 15 recoge que “el prestamista no podrá cobrar comisión o gasto alguno por el análisis de las pólizas alternativas que se le presenten por el prestatario”.

Por último, en las reuniones que Adecose mantuvo con los grupos parlamentarios, se propuso la modificación de dicho artículo 15 del proyecto para que las pólizas ofrecidas por las entidades financieras sean de carácter temporal anual renovable, de forma que se evite la obligatoriedad de mantener un seguro contratado con la entidad bancaria a lo largo de diez años sin posibilidad de cambio. Esta propuesta ha sido recogida en las enmiendas propuestas por algunos de los grupos parlamentarios.

Un encarecimiento de hasta 700 euros en la cuota

Según el comparador Kelisto, la banca requiere que el cliente contrate una media de hasta cuatro productos y servicios extra para ofrecer el menor tipo de interés posible en la hipoteca. Por orden de presencia en las ofertas de mercado, el primero son las cuentas ligadas a la nómina, los seguros de vida (93% de los casos), los de hogar (81%) y los planes de pensiones (36%), según el mismo comparador. La cuota hipotecaria se encarece hasta en 700 euros al año por el hecho de no contratar esos extras, según Kelisto.

0 Comentarios
cargando