Ir a contenido

PRESTACIONES SOCIALES

UGT y CCOO convocan nueva marcha de pensionistas para el 15 de abril

Los sindicatos califican de "insuficientes" las medidas que estudia el Gobierno para mejorar la renta de los jubilados

Mercedes Jansa

Miles de personas de manifiestan en Valencia por unas pensiones dignas.

Miles de personas de manifiestan en Valencia por unas pensiones dignas. / Miguel Lorenzo

UGT y CCOO han convocado una nueva manifestación de pensionistas para el próximo día 15 de abril en toda España, un nuevo paso en su campaña para exigir la revalorización de las pensiones de acuerdo con el índice de precios de consumo (IPC) que garantice su poder adquisitivo y asegurar la viabilidad del sistema público. 

Esta nueva marcha se celebrará dos semanas antes del 1º de Mayo en el que las celebraciones tendrán también como eje central la exigencia de unas pensiones dignas.

Para CCOO y UGT, las medidas que ha anunciado el Ejecutivo en esta materia son "parciales e insuficientes", y no confían en que vayan a solucionar el problema actual y de futuro de los pensionistas. 

Las centrales mayoritarias consideran "imprescindible" asegurar la viabilidad del sistema público de pensiones, que a su juicio el Gobierno de Mariano Rajoy "está poniendo en riesgo" desde que aplicó su plan de austeridad y recortes en los años de la crisis, sin que ahora cuando ya llevamos varios años de crecimiento de la eocnomía en tasas superiores a las de otros países de la Unión Europea, se haya recuperado lo perdido ni se apliquen soluciones para la sostenibilidad.

UGT y CCOO acusan al Ejecutivo de que la verdadera intención que se esconde tras su politica es la de fomentar los planes privados.

En Valencia

Este mediodía las calles de Valencia se han llenado de jubilados convocados por sindicatos y colectivos sociales, en una gran manifestación que se aplazó el sábado pasado por coincidir con las Fallas.

Los asistentes han reivindicado volver a fijar los 65 años como la edad de jubilación, recuperar el subsidio para mayores de 52 años, una pensión mínima de 1.080 euros y la revalorización automática de las pensiones en relación con el IPC.

Los manifestantes han detallado también otras posibles reformas del actual sistema que permitan la jubilación anticipada con 40 años o más cotizados sin que conlleve una penalización en la cuantía de la pensión y la lucha contra la brecha de género entre pensionistas.