Ir a contenido

BANCO CENTRAL EUROPEO

Guindos resiste un examen más fácil de lo esperado

La comisión de asuntos económicos del Parlamento Europeo emitirá este martes su veredicto sobre la candidatura a la vicepresidencia del BCE

El presidente del BCE, Mario Draghi, anuncia que la entidad bancaria presentará su opinión el próximo 8 de marzo

Silvia Martinez

Guindos resiste un examen más fácil de lo esperado

Sergio Perez

El ministro de economía, Luis de Guindos, tiene el camino hacia la vicepresidencia del Banco Central Europeo prácticamente despejado. En su examen de este lunes ante la comisión de asuntos económicos del Parlamento Europeo se ha encontrado una prueba mucho más sencilla de lo previsto y aunque no ha convencido a todos los grupos políticos –muy críticos han sido los Verdes y la Izquierda- tiene muchas posibilidades de lograr este martes el aprobado general.

“Si me designan para el cargo trabajaré con lealtad e independencia en beneficio y bienestar de todos los ciudadanos europeos”, prometía como colofón a una intervención en la que ha utilizado el español, el inglés y brevemente el francés. Una hora y media de examen durante la cual se ha vuelto a presentar como la persona idónea para el cargo por su trayectoria, rescate bancario incluido, y su visión de conjunto de la Eurozona.

Guindos ha respaldado las medidas de estímulo monetario aprobadas por el BCE, ha defendido la necesidad de reforzar la unión económica y monetaria y ha prometido trabajar por la independencia del eurobanco, algo crucial y “esencial” para mantener estable a medio plazo de la inflación, ha dicho, y una de las cuestiones que más ha surgido durante el suave interrogatorio al que ha sido sometido.

Pocas críticas

Y es que, de la docena larga de eurodiputados que han intervenido en el debate solo tres le han puesto un poco contra las cuerdas al ministro, y tampoco en exceso. La primera, la socialista francesa Pervenche Beres, que le ha interrogado por el “problema de sobres” que ha salpicado al gobierno del PP y que Guindos ha eludido respondiendo que “no he sido miembro de ninguna lista electoral ni del parlamento español” pero que se enorgullece de ser miembro del gobierno.

El segundo ha sido el de la representante de Izquierda Unida, Paloma López que le ha acusado de agravar la crisis con sus políticas y el tercero de Ernest Urtasun, de IcV, que ha sacado a colación sus posibles conflictos de interés, su paso por Lehman Brothers y su papel en BMN y Bankia. Mucho menos incisivos han sido tanto Ramón Tremosa (PdCAT) como Jonás Fernández (PSE) que lo único que ha afeado al gobierno español es haber perdido una oportunidad de haber hecho una candidatura “algo mejor”.

Los Verdes y la Izquierda ya han anunciado su voto en contra del candidato del Eurogrupo pero el cambio de postura del PSOE, que ha anunciado su abstención, podría dar aire a Guindos. “El PSOE ha anunciado su abstención y esto cambia las posiciones. No entiendo el cambio de opinión. No entiendo a ultima hora ese cambio de posición. Creo que le hace un flaco favor a la posición del parlamento”, ha lamentado Urtasun.

El BCE, en dos semanas

Antes de que el pleno del Parlamento Europeo se pronuncie sobre la candidatura de Guindos –está previsto el próximo 13 de marzo- lo hará el consejo de gobierno del Banco Central Europeo, según ha confirmado su presidente, Mario Draghi, que comparecía minutos antes de que lo hiciera Guindos ante la comisión de asuntos económicos de la Eurocámara. La fecha prevista para la publicación del pronunciamiento del BCE es el próximo 8 de marzo, a tiempo para que el Consejo Europeo pueda concluir el trámite en la reunión de jefes de estado y de gobierno de la UE del 22 de marzo.

Draghi, que ha indicado que evaluarán ante todo su “experiencia en asuntos bancarios y monetarios”, también ha tenido que responder a algunas preguntas sobre la independencia del BCE y la posible injerencia ante la llegada de un ministro directamente de un Gobierno de la Eurozona. A su juicio e nombramiento de Guindos no supondrá, sin embargo, ningún problema. “El BCE fue creado como una institución independiente. El marco institucional es nuestro mayor escudo contra las interferencias políticas” y “la independencia está garantizada por el Tratado y protegida más allá de cualquier perfil personal”, ha subrayado interrogado por la socialista francés, Pervenche Beres.

Política de estímulos e inflación

Durante su intervención, Draghi ha explicado que a economía de la Eurozona crece de forma robusta y a un ritmo mayor del previsto inicialmente –un 2,5% en 2017- gracias al consumo privado y las inversiones pero, sobre todo, a la política de estímulos emprendida por el Banco Central Europeo que entre 20016 y 2020 contribuirá con un 1,9 puntos porcentuales a la expansión del PIB y la inflación de la zona euro. “Nuestras medidas han puesto a la zona euro en una senda sólida de crecimiento”, ha precisado.

Aún así, Draghi admite que la inflación sigue sin mostrar señales convincentes de un repunte al alza sostenido. Desde mayo del año pasado la tasa de inflación ha oscilado entre el 1,3 y el 1,5%, pero ha reclamando “paciencia y perseverancia” para devolver la tasa de inflación a niveles por debajo pero cercanos al 2%. “Pensamos que la inflación nominal va a ir aumentando apoyada por nuestras medidas monetarias pero siguen las incertidumbres, como volatilidad en los mercados de valores, tipos de intercambio. Esto hay que vigilarlo de cerca. La economía de la eurozona está en un buen momento. Sin embargo  se impone la paciencia y la perseverencia para que la inflación vuelva a niveles por debajo pero cerca del 2%”, ha reclamado.

0 Comentarios
cargando