Ir a contenido

CITA TECNOLÓGICA

La feria de móviles da a Barcelona la oportunidad de recuperar su brío

La nueva edición del Mobile World Congress confía en repetir el récord de 108.000 asistentes

Las grandes marcas se vuelcan en un congreso donde el 5G y el 'blockchain' serán protagonistas

Josep M. Berengueras

Imagen del público asistente en un estand del Mobile World Congress celebrado el año pasado.

Imagen del público asistente en un estand del Mobile World Congress celebrado el año pasado. / DANNY CAMINAL

El Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, la mayor cita del mundo de tecnología móvil, comienza el lunes una nueva edición en la ciudad catalana. En el congreso se podrán ver a partir de este lunes los últimos ‘smartphones’ y también las novedades tecnológicas que marcarán el futuro de la industria. Pero, además, será una oportunidad de oro para que Barcelona demuestre que la ciudad sigue siendo un lugar ameno para los turistas y el emplazamiento ideal para empresas y congresistas, después de las dudas surgidas por los atentados del pasado agosto y por la inestabilidad política de los últimos meses.

El congreso de móviles se celebra entre este lunes, 26 de febrero y el jueves, 1 de marzo, en el recinto ferial de Gran Via, con la previsión de llenar los hoteles –aunque este año ha habido reservas más a última hora– y restaurantes de Barcelona L’Hospitalet. En paralelo al MWC, además, se llevarán a cabo otras importantes citas tecnológicas, como el 4YFN, el congreso para emprendedores y start-ups, o el YoMo: The Youth Mobile Festival, dedicado a acercar la tecnología a los más jóvenes. Catalunya, pues, volverá a ser el foco de atención mundial, tanto por  las novedades que se presentarán como por la presencia de altos cargos directivos de la industria y de 4.000 medios de comunicación acreditados que cubrirán las ferias y todo lo que pasa en la ciudad de Barcelona.

Imagen

Los atentados y las imágenes de las cargas policiales el 1-O dañaron la imagen de la ciudad y causaron preocupación en la entidad organizadora de la feria, la GSMA, reconocen fuentes relacionadas con la organización del congreso. Sin embargo, la celebración de la feria nunca peligró, y las dudas fueron sobre todo organizativas. Cuando la situación se calmó, la GSMA pudo trabajar con normalidad en completar el programa del congreso, el cual espera que se desarrolle sin incidentes. De hecho, lejos de prever una caída de asistentes, la GSMA ha pronosticado para este año la misma cifra de visitantes que el año pasado (108.000), lo que significaría repetir el récord absoluto de la feria, con un retorno para la economía catalana de 471 millones de euros.

La organización calcula que la feria supondrá un impacto económico de 471 millones de euros 

«Tenemos contrato hasta el 2023 y estamos comprometidos con la ciudad», afirmó Michael O’Hara, director de Márketing de la GMSA, en la presentación de la fiera. «Totalmente (comprometidos)», completó John Hoffman, consejero delegado de la GSMA a continuación. Mientras, la sociedad catalana ha buscado mostrar su apoyo a la GSMA. Los ayuntamientos de Barcelona y l’Hospitalet se han volcado en recibir con los brazos abiertos a los organizadores (la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, organizó un acto llamado ‘Barcelona Always Connected’ con representantes políticos, de la industria y de la GSMA), e incluso el FC Barcelona dio apoyo al congreso el sábado en el Camp Nou.

Ahora ya solo queda que el congreso de desarrolle con normalidad. En el recinto de Gran Via se ha trabajado durante más de dos semanas sin parar para tener los más de 100.000 metros cuadrados preparados para recibir a los asistentes, y para preparar los más de 2.300 estands de empresas que habrá este año (más que nunca). Gran parte de los congresistas han llegado ya a Barcelona, y de hecho este domingo ya ha habido  –fuera del congreso– grandes actos de firmas como Vodafone, Telefónica, Huawei, Nokia Networs, HDM o Samsung, donde se han anunciado ya grandes novedades de la feria.

Apuesta por el congreso

Y síntoma de que el congreso no pierde fuerza este año es que, pese a la falta de una gran estrella invitada, compañías como Sasmung han decidido reservar para el MWC la presentación de su teléfono estrella, algo que en anteriores ediciones no sucedió. De hecho, todas las grandes firmas estarán en la feria: Google, Huawei, ZTE, Lenovo, Xiaomi, Sony, Nokia, LG... Excepto Apple, que no acude con estands a este tipo de citas.

Más allá de los teléfonos, los grandes protagonistas de la feria serán los avances en tecnología móvil. En el MWC se hablará mucho del 5G, la nueva forma de conexión que permite velocidades hasta 50 veces superiores al 4G Barcelona quiere ser laboratorio europeo de esta–. También de regulación, pues habrá  conferencias de Ajit Pai, de la FCC americana y Andrus Ansip, de la Comisión Europea, asó como de seguridad de teléfonos y usuarios. Otro de los temas estrella será la tecnología blockchain, que está cambiando  varios sectores, entre ellos el bancario. Y también tendrá espacio el sector del automóvil –Fernando Alonso será uno de los ponentes–, que gracias a la movilidad, las smart cities y la internet de las cosas (también protagonistas de la feria) busca hacer la vida más fácil a los ciudadanos (coches sin conductor).

En total, serán cuatro días de muchas novedades tecnológicas, pero también de retorno económico (más de vuelos –tanto regulares como chárter–, más viajes en taxi, más compras en las tiendas, más  visitas en los atractivos turísticos y más empleo) y una oportunidad para enviar al mundo el mensaje de que la normalidad ha vuelto a Barcelona.