Ir a contenido

balance del 2017

La falta de grandes proyectos ralentizó el crecimiento de la edificación en Catalunya

El número de visados aumentó el 9% en el 2017, gracias al crecimiento registrado en la provincia de Barcelona

Max Jiménez Botías

Fachada del Col·legi dArquitectes de Catalunya en Barcelona.

Fachada del Col·legi dArquitectes de Catalunya en Barcelona. / ELISENDA PONS

La superficie de proyectos visados en Catalunya creció el 9% en el 2017, un ritmo de avance que representa una ralentización de las alzas registradas en años anteriores. En el 2016, el crecimiento fue del 24% con respeto al anterior. Y es que, según los datos de visados de nuevos proyectos del Col·legi d'Arquitectes de Catalunya, se ha dejado de producir el impulso que representaron para el sector la recuperación de grandes proyectos que se había paralizado con la crisis del sector y reiniciado cuando la actividad comenzó a recuperarse.

En este sentido, los proyectos visados de más de 10.000 metros cuadrados, cayeron un 17% con respecto a los del 2016. El número total de estos proyectos fue de 49, que han supuesto 853.747 metros cuadrados. Sin embargo, los visados de entre 500 metros cuadrados y 10.000 representaron más de 2,9 millones de metros cuadrados, lo que apunta que son estos los que mantienen la actividad del sector.

Lluís Comerón, decano del Col·legi, ha destacado que el ritmo de producción aún es insuficiente para atender las necesidades de Catalunya en lo que respecta a la edificación. En el 2017 se cerraron un total de 3,9 millones de metros cuadrados visados, 327.000 más que en el año anterior. Pero, pese a que aumenta la superficie visada, "sigue a niveles bajísimos respecto a lo que se podría considerar la normalidad. Estamos muy por debajo de los mínimos históricos de los últimos 25 años, sin contar los años de la crisis", ha comentado. Comerón ha destacado que por lo que respecta a la vivienda, los proyectos visados están muy lejos de la tasa de reposición que implicará la construcción de 40.000 viviendas al año, cuando las visadas en el 2017 solo alanzan las 11.000.

Destaca el informe de los arquitectos que, como ha ocurrido en los últimos dos años, no se ha producido un crecimiento homogéneo en todo el territorio. Solo las provincias de Barcelona y Girona crecen de manera constante. Queda de manifiesto, igualmente, que es la provincia de Barcelona la que impulsa nuevos proyectos. Sin contar la capital, los visados aumentan el 17% respecto al año anterior, mientras que la ciudad registró un descenso del 13%. Girona, impulsada por los proyectos de costa, particularmente, registró un crecimiento del 20%.

La obra nueva, por delante

La obra nueva mantuvo el crecimiento en el 2017, aunque con menos fuerza que en el 2016, mientras que la rehabilitación se mantiene estancada, aunque ha registrado un pequeño repunte. Se visaron 2,5 millones de metros cuadrados de obra nueva el pasado año, mientras que la rehabilitación alcanzó los 1,2 millones de metros. Según Comerón, la rehabilitación ha bajado en Barcelona a niveles del 2015, aunque los arquitectos solo contabiliza los datos de los grandes proyectos, los que afectan a la estructura global de los edificios o bien implican cambios de uso, lo que da entender que "la actividad de renovación urbana, tan necesaria en un parque envejecido y desactualizado como el nuestro, con retos claros como la eficiencia energética, no se está llevando a cabo".  

Destacan los datos del Colegio que la mayor parte de la nueva producción visada es para vivienda, mientras que el resto de edificación (comercio, hosteleria, oficinas...), salvo industria, registró una caída importante con respecto al 2016.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.