Ir a contenido

dudas ante las criptomonedas

El bitcóin se devalúa ante la amenaza de mayor control de Corea del Sur y China

La moneda virtual baja el 10% por el temor a medidas regulatorias que frenen los intercambios en Asia

El trato fiscal de las operaciones con bitcoines todavía genera dudas

Eduardo López Alonso

Publicidad sobre el uso del bitcóin en Tokio. 

Publicidad sobre el uso del bitcóin en Tokio.  / TORU YAMANAKA (AFP)

La cotización del bitcóin se tambalea. El precio de esta criptomoneda se desplomó el 10% después de que el Gobierno surcoreano revelara que estudia la prohibición de las transacciones con criptomonedas, que se han convertido en un activo refugio en el país ante la amenaza de un conflicto bélico con Corea del Norte. Uno de cada 10 ciudadanos surcoreanos tiene bitcoines. La cotización llegó a bajar hasta el 14% en algunas casas de cambio (Bitstamp), hasta 12.800 dólares. En iqOption el precio se situaba en torno a las 10 horas en 13.700 dólares. Mientras, el Gobierno chino está dispuesto a frenar la actividad de creación de bitcoines, al constatar que los costes asociados a su generación (la conocida como 'minería') están hipotecando otras iniciativas industriales de mayor valor añadido.

La complejidad fiscal del bitcóin

La noticia de que por primera vez se ha pagado un piso con bitcoines en España (en Tarragona) abre una incógnita sobre el trato fiscal de este tipo de operaciones. Para algunos asesores fiscales, el hecho de que el pago se haya realizado con un activo financiero no regulado implica una dificultad fiscal, tanto para determinar el origen de los fondos y su trazabilidad fiscal, como por el trato impositivo del ingreso obtenido por el vendedor en el caso de que éste no ingrese ese dinero en efectivo de curso legal. El tratamiento fiscal de las plusvalías en bitcoines es todavía confuso. La tesis principal es que no deben pagarse impuestos hasta el momento en que esas plusvalías se realizan y se transforman en una plusvalía en dinero en efectivo. ¿Debe entenderse el bitcóin como un activo de tipo patrimonial o como un ingreso normal achacable al ejercicio? ¿los pagos en bitcoines son un pago en efectivo o en especie? ¿las plusvalías teóricas del valor en un ejercicio deben pagar impuestos o solo si se transforman en otro activo no virtual? Muchas preguntas y falta de un marco legal adecuado.

El ministro surcoreano de Justicia, Park Sang-ki, reconoció ayer que "hay una gran preocupación sobre las monedas virtuales" por lo que su Gobierno está "preparando un proyecto de ley para prohibir el comercio de criptomonedas mediante intercambios" en el país asiático, uno de los mayores mercado mundiales de estas divisas, junto con EEUU y Japón.  El anuncio se produce un día después de que la policía surcoreana y las autoridades tributarias locales realizaran redadas en las principales casas de cambio de criptomonedas del país asiático, entre ellas Coinone y Bithumb, por supuesta evasión de impuestos, informó el diario 'Korea Herald'.

Las criptomonedas se han convertido en un medio popular de pago en Corea del Sur y Japón, y también en una forma de depositar los ahorros o como fondo de pensiones ante los ínfimos rendimientos de otros activos de inversión.

Regulación complicada

La regulación del uso de las monedas virtuales es actualmente muy complicada. Baste ver el número de criptomonedas que se incluyen en los listados de la casa de cambio Bitfinex. Una treintena de activos con cotizaciones determinadas por esta casa de cambio, pero que pueden ser diferentes en otras intermediadoras. Pero la emisión de criptomonedas no cesa y se han convertido en una fórmula de financiación para sus emisores y sin una regulación legal clara. 

Telegram

La empresa de servicios de mensajería instantánea Telegram lanzará su propia red basada en tecnología 'blockchain', bajo el nombre Telegram Open Network (TON), y una criptomoneda que recibirá el nombre de gram, con capacidades de transacción "más eficientes" que el bitcoin o ethereum. El lanzamiento se iniciará con una oferta inicial de monedas limitada. En la práctica una emisión de activo sin derechos, sin retorno de inversión asegurado y sin pacto de recompra.

Control monetario privado

Según se desprende de un documento filtrado y divulgado por webs especializadas en criptomonedas, que consta de 132 páginas, Telegram pretende recaudar unos 500 millones de dólares (418 millones de euros) con esta emisión, que se llevará a cabo en marzo. Aspiran a que la moneda virtual gram alcance un precio de entre 3.000 y 5.000 millones de dólares (2.507 y 4.180 millones de euros). La idea es que Telegram gestionará la moneda, intermediará, por lo que la creación no será descentralizada como en el caso del bitcóin. Y se reservará una parte del número total de moneda circulante. Con los pagos impulsados por criptomonedas dentro de Telegram, los usuarios podrán evitar los cargos al enviar dinero a través de fronteras internacionales, mover grandes cantidades de dinero de forma anónima gracias al cifrado o realizar micropagos que, en caso de realizarse a través de una tarjeta convencional, podrían suponer unos costes muy altos.

0 Comentarios
cargando