Ir a contenido

INCORPORACIÓN AL MERCADO LABORAL

La FP dual abre puertas

Los más de 5.000 alumnos tienen más facilidad para trabajar y cobran más al acabar el curso

La mayoría de las empresas optan por la fórmula 'low cost' de la beca en lugar de un contrato

Antoni Fuentes

Alumnos de un taller de formación profesional, en Gavà.

Alumnos de un taller de formación profesional, en Gavà. / JOSEP GARCIA

La formación profesional dual, que combina las aulas con las prácticas retribuidas en empresas, sigue expandiéndose y recogiendo frutos. Lo que empezó como un experimento inspirado en el exitoso sistema alemán de FP se está convirtiendo en una vía que permite a los jóvenes beneficiarios colocarse mejor y con sueldos más altos en el mercado laboral, según un informe elaborado por el Consell de Treball Econòmic i Social (CTESC).

Los indicadores de la encuesta llevada a cabo entre alumnos, empresas e institutos son, en general, positivos y muestran que la FP dual ha echado raíces como un sistema más eficaz para los jóvenes y la industrial, aunque con algunas sombras que el CTESC recomienda enmendar. Una de ellas es que las empresas han optado mayoritariamente por la fórmula 'low cost' de las becas en lugar de formalizar un contrato con los alumnos que llevan a cabo prácticas laborales en sus centros de trabajo.

Desde que se inició la prueba piloto de la FP dual en el 2012, las cifras de alumnos, centros y grados disponibles en Catalunya se han ido incrementando hasta llegar a 5.075 jóvenes en el curso académico 2015-2016 que hacían prácticas en 2.500 empresas y estudiaban en 171 institutos. Esas cifras, aunque son todavía modestas en relación con el conjunto del sistema de FP, suponen un salto respecto al inicio del experimento del sistema dual, que arrancó con 590 alumnos, 1.180 empresas y 25 institutos. Los alumnos que entran en la formación dual repredentan un 4,3% de todos los matriculados en la formación profesional.

Las becas se imponen

Uno de los datos más novedodos del estudio del CTESC sobre FP dual coordinado por Ramon Bonastre es el del estatus de los alumnos en las empresas en las que llevan a cabo las prácticas laborales. Si bien al inicio de la implantación del sistema en 2012 la mayoría de las empresas optó por formalizar un contrato formativo, las preferencias de las compañías han ido cambiando hasta convertir a los jóvenes con contrato en una minoría del 19%. En cambio, el último dato disponible correspondiente al curso 2016-2017 muestra que el 81% de los alumnos tienen una beca.

El estudio atribuye este trasvase del contrato a la beca a los menores costes para la empresa y una gestión administrativa más simple. Los jóvenes con una beca perciben una media de 326,4 euros por las prácticas en empresas frente a los 549,2 euros de los alumnos que tienen un contrato laboral. Además, el pago medio a los becarios descendió entre el inicio del proceso, en que llegó a 411,6 euros, y los cursos posteriores, en que bajó hasta una media de 326,4 euros.

El auge de la fórmula de FP dual barata ha llevado al CTESC, un organismo consultivo del Govern de la Generalitat integrado por representantes de los agents sociales y expertos, a recomendar la puesta en marcha de "un contrato más adecuado" que reduzca la complejidad de la modalidad actual con el objetivo de que se convierta en el estatus legal de todos los alumnos en lugar de la beca. 

El valor de la experiencia

El sindicato CCOO ha llamado la atención sobre las dos caras de la moneda de la FP dual ya que si bien es cierto que ayuda a combatir el paro juvenil lo hace a costa de una relación laboral precaria durante las prácticas debido a la preferencia de las empresas por las becas. 

Sin embargo, la buena noticia es que la experiencia acumulada por los alumnos de FP dual supone un valioso activo de cara a la colocacación una vez finalizado el curso. El grado de inserción laboral de los titulados en la formación con prácticas laborales llega a un 70% frente a un 51% de los alumnos de FP general. Además, el 30% de los jóvenes que han acabado la FP dual siguen trabajando en la misma empresa en la que han hecho las prácticas.

Los puestos de trabajo y los salarios de los titulados en FP dual son también mejores que los del resto de estudiantes. Así, el 90% de los jóvenes trabajan en un empleo relacionado directamente con sus estudios y, aunque la mayoría (58,7%) empiezan con un contrato temporal, los puestos indefindidos crecen cada año. Por último, el sueldo de los titulados en FP dual supera ampliamente el del resto de estudiantes con una media de 1.200 euros al mes para el 52% de ellos frente al 27% del resto de titulados de grado superior. 

0 Comentarios
cargando