Ir a contenido

Patrocina:

AEROLÍNEAS

Ryanair bajará la mayoría del equipaje de mano a la bodega

La compañía seguirá permitiendo llevar dos bultos gratuitos, pero el más grande se tendrá que recoger en las cintas de equipaje

La firma baja el coste de facturar las maletas

Josep M. Berengueras

El presidente de la compañía Ryanair, Michael OLeary, al inicio de la rueda de prensa.

El presidente de la compañía Ryanair, Michael OLeary, al inicio de la rueda de prensa. / DAVID CASTRO

Cambio en la política de equipaje de Ryanair, en concreto la que afecta al equipaje de mano. La compañía de bajo coste irlandesa seguirá permitiendo llevar hasta la puerta de embarque, como hasta ahora, dos bultos de forma gratuita, pero el más grande ellos será bajado a la cabina de avión en la mayoría de casos.

Nada cambiará a la hora de qué objetos podrán llevar gratuitamente hasta la puerta de embarque los que vayan a volar con Ryanair: seguirá siendo gratuito llevar consigo una maleta de mano de tamaño normal (55cm x 40cm x 20cm) y un bulto de tamaño pequeño (35cm x 20cm x 20cm). Sin embargo, cuando lleguen a la puerta de embarque, la política cambia: el más grande será bajado a la bodega sin coste para el usuario. Eso significa que tendrán que recogerlo en las cintas de equipaje a la llegada a su destino.

De hecho, esto ya pasaba en muchos casos en los vuelos de la firma irlandesa: en la cola de embarque, si el avión iba lleno, a entre un 10% y un 20% de los pasajeros -los últimos de la cola- se les marcaba con una etiqueta su maleta de mano más grande y se les obligaba a bajarla a la bodega por razones de espacio. 

Con la nueva política, pues, eso será lo habitual. Para evitar que la maleta más grande viaje en la bodega habrá una solución: pagar por el embarque prioritario, que tiene un coste de cinco euros en el momento de hacer la reserva (seis si se añade a posteriori). En ese caso, sí que se podrán subir dos bultos y subir de los primeros al avión.

La razón del cambio, según Ryanair, es que subir tanta maleta de mano al avión causa retrasos en los despegues. Por ello, aplicará la mencionada medida y otra: reduce el coste de facturar la maleta (de 35 euros a 25 euros) y aumenta de 15 a 20 kilogramos el peso de esta.

"Estos cambios en la política de equipajes le supondrán a Ryanair un gasto de 50 millones de euros anuales en términos de reducción de las tarifas de facturación de equipaje (...). Así, se reducirá la alta cantidad de clientes con dos bultos en las puertas de embarque, algo que causa retrasos en los vuelos debido al elevado número de maletas que se bajan a bodega, tanto en la puerta de embarque como en la propia cabina", ha asegurado Kenny Jacobs, de Ryanair .

Este cambio en la política de equipaje entra en vigor el 1 de noviembre para todos los pasajeros, también para los que hubiesen comprado el billete antes del anuncio de este miércoles.

0 Comentarios
cargando