Ir a contenido

CUENTAS PÚBLICAS

Guindos afirma que España podría salir del procedimiento de déficit excesivo este año

El ministro deja abierto que el crecimiento supere el 3,2% del 2016

P. Allendesalazar / Madrid

El ministro de Economía, Luis de Guindos, en la comisión de Economía del Congreso.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, en la comisión de Economía del Congreso. / JUAN MANUEL PRATS

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha afirmado este jueves que España "podría" salir este año del procedimiento de déficit excesivo, el "brazo correctivo" de las cuentas públicas al que le tiene sometida la Comisión Europea desde abril del 2009. "Si este año el déficit público alcanzara el 3% del PIB, apenas una décima por debajo de nuestro objetivo, España podría salir este mismo año", ha destacado.

Durante su intervención ante la Comisión de Economía del Congreso, Guindos ha sostenido que el PIB ha experimentado una "cierta aceleración" en el segundo trimestre y ha dejado abierto que el crecimiento del año sea mayor que el del 2016 (3,2%). La última estimación del Gobierno, de hace unas semanas, es del 3%, pero sigue siendo "prudente" e inferior a la del consenso de analistas (3,1%).  

Ese mayor crecimiento daría más margen para reducir el déficit. El desfase de las cuentas públicas lleva por encima del 3% desde el 2008 y alcanzó un máximo del 11% en el 2009. Salir del procedimiento de déficit excesivo, ha recordado el ministro, daría al Ejecutivo "más margen de política fiscal".

Tutela suave

El país, eso sí, seguiría sometido al más suave "brazo preventivo" de Bruselas por la elevada deuda (un máximo histórico del 100,4% del PIB en marzo, aunque el Gobierno asegura que cerrará el ejercicio cumpliendo el objetivo del 98,8%). Grecia salió hace unos días del déficit excesivo, con lo que solo quedan tres países sometidos a la tutela comunitaria (Reino Unido, España y Francia), frente a los 24 del 2011.

El ministro también ha mantenido que "no existe ningún inversor ni empresario racional que considere que se vaya a producir la independencia" de Catalunya. Además, ha asegurado que el Tesoro va a seguir actuando "como una madre" para apoyar los servicios públicos en la comunidad. "El Gobierno central siempre tiene la mano tendida. Tengo una magnífica relación con varios consejeros, estoy seguro que muchos de ellos están deseando coger esa mano", ha rematado.

Ayudas recuperadas

El ministro, asimismo, ha destacado que las acciones de Bankia han subido cerca de un 7% desde que anunció su plan de absorción de la también nacionalizada BMN, "casi el doble que las entidades financieras comparables". Esta revalorización, ha subrayado, ha supuesto que la participación del Estado en las entidades valga 600 millones de euros más que antes de anunciar la fusión. En este sentido, ha defendido que los 1.300 millones que ofreció otra entidad por BMN, frente a los 825 millones que pagará Bankia, era solo una "oferta indicativa".

El ajuste de plantilla y oficinas que supondrá la operación, ha asegurado, "no va a ser una escabechina en absoluto", ya que las dos entidades están implantadas en zonas diferentes. En cuanto a la recuperación de los más de 60.000 millones de euros inyectados en el rescate bancario, ha sumado a los 7.000 millones ya recuperados los 9.000 millones que las entidades nacionalizadas han devuelto a sus preferentistas y a los accionistas perjudicados por la salida a bolsa de Bankia.

También ha defendido la intervención del Popular, ya que la alternativa era que quedase en concurso de acreedores y que el Tesoro tuviera que hacer un préstamo al Fondo de Garantía de Depósitos para que este devolviese los 36.000 millones de euros en depósitos garantizados que los clientes tenían depositados en la entidad.