Ir a contenido

Mercado laboral

Un 12% de los trabajadores en Catalunya están en situación de pobreza

CCOO denuncia que el aumento de ocupación no ha rebajado la precariedad

Un estudio del sindicato cifra en 382.500 los empleados con ingresos insuficientes

SALVADOR SABRIÀ / BARCELONA

Romina Garcia y  Ricard Bellera, dirigentes de CCOO de Catalunya, durante la presnetación del informe sobre la pobreza en el trabajo. 

Romina Garcia y  Ricard Bellera, dirigentes de CCOO de Catalunya, durante la presnetación del informe sobre la pobreza en el trabajo.  / Jofre Figueras

Aumenta el empleo en Catalunya pero también lo hace el número de trabajadores que cobra por debajo del límite de pobreza. Esta es la principal conclusión del informe presentado este martes por CCOO de Catalunya que cifra en 382.500 catalanes los que, pese a disponer de un empleo, están en riesgo de pobreza. Además, según el sindicato, este colectivo que vive en situación de precariedad pese a disponer de un empleo remunerado se ha incrementado en porcentaje en el 2016 respecto al año anterior, hasta llegar al 12% frente a la tasa del 11,4%. Y todo ello pese al incremento de la ocupación. En cifras absolutas, el año pasado se añadieron 39.000 personas más a la lista de trabajadores precarios.

La cifra de ingresos para considerar a un trabajador en riesgo de pobreza se situó en el 2015 en los 10.054 euros netos anuales, lo que supone 837,83 euros mensuales. La tasa de riesgo de pobreza en el trabajo muestra la proporción de personas que trabajaron al menos siete meses durante un año y que tienen una renta disponible que se sitúa por debajo del umbral de riesgo de pobreza, una tasa que en 2016 fue del 12,6 % en el caso de los hombres en Catalunya y del 11,2 % en el de las mujeres. Una explicación posible a este aumento de trabajadores pobres es, según los autores del estudio, que en el último año ha habido más oportunidades de encontrar empleo, pero que las ofertas son con condiciones cada vez más precarias.

El aumento de la precariedad en el empleo contrasta también con las cifras de crecimiento económico que se han registrado tanto en Catalunya como en España en su conjunto en ese ejercicio. 

Con una visión más amplia en el tiempo, el informe del sindicato constata que entre el cuarto trimestre del 2008 y el mismo del 2016 hay 300.000 empleos que no se han recuperado en Catalunya. Lo que sí que ha aumentado en ese mismo periodo ha sido la tasa de temporalidad, hasta situarse en el 21,8% y el trabajo a tiempo parcial, que ya es el 14,2% del total, con el agravante de que un 56,6% de este es involuntario, es decir que trabaja menos horas de las que podría y querría. Un reciente informe del Banco de España calculaba que si se tuviese en cuenta esta parte de empleo no ocupado, la tasa de paro real alcanzaría casi el 30% en España. Según el estudio, hay 256.000 catalanes que querrían disponer de jornada laboral completa y solo consiguen trabajar a tiempo parcial.

Para CCOO estas cifras demuestran que hacen falta mayores subidas salariales, un aumento progresivo del Salario Mínimo Interprofesional y crear la renta mínima de ciudadanía. También advierten de que si no cambia el modelo productivo, "el escenario laboral tan precario que padecemos tampoco mejorará". Y consideran muy positivo en este sentido la apuesta del Pacte Nacional per la Industria porque "puede representar un punto de inflexión en esta tendencia negativa".

0 Comentarios
cargando