Ir a contenido

LUCHA CONTRA LA ELUSIÓN DE IMPUESTOS

Juncker esquiva las críticas por el pasado fiscal de Luxemburgo

El presidente de la Comisión Europea sale airoso de su comparecencia ante la comisión de investiga el escándalo de los Papeles de Panamá

SILVIA MARTINEZ / BRUSELAS

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, durante su intervención en la Eurocámara.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, durante su intervención en la Eurocámara. / THIERRY CHARLIER

“Comprendo perfectamente que tenga una visión retroactiva, centrada en el pasado, pero lo que yo, u otros gobiernos y otros países hayamos perpetrado incorrectamente no debe imputarse a nuestra nueva visión de futuro. Queremos que haya una nueva política para impedir la evasión fiscal”. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, espera que con esta explicación el grupo de los Verdes en la Eurocámara pase página y deje de acusarle de ayudar a empresas y particulares a evadir impuestos gracias al benevolente tratamiento fiscal del Gran Ducado.

Quien fuera primer ministro de Luxemburgo de 1995 a 2013 y ministro de Finanzas durante tres décadas ha comparecido ante la comisión que investiga en la Eurocámara el escándalo de los papeles de Panamá. Y lo ha hecho menos de 24 horas después de que los Verdes denunciaran que el país que él gobernó ayudó a eludir el pago de 317 millones que una decena de Estados miembros dejaron de ingresar gracias a las artimañas luxemburguesas.

Ni el tono de los eurodiputados ha sido tan duro como cabía esperar ni Juncker se ha mostrado preocupado. Ha respondido con evasivas y tibieza, se ha desvinculado de los acuerdos fiscales que su gobierno pactó con centenares de multinacionales y ha pedido que se fijen en la docena de iniciativas legislativas que han propuesto para combatir la evasión fiscal y no en el pasado. "Ha estado ciego en el pasado pero ahora ha asumido algunos compromisos para el futuro. Es decepcionante que haya rehusado asumir responsabilidad por los errores pero los compromisos de Juncker representan la base para una mayor justicia social en Europa. Espero que mantenga su palabra", ha dicho Sven Giegold, de los Verdes tras la reunión. Más crítico ha sido el coordinador del PSE Peter Simon. "No solo es decepcionante sino que refleja una falta de compromiso político", ha dicho sobre sus explicaciones sobre los paraísos fiscales. 

PROPUESTAS SOBRE INTERMEDIARIOS

“No hay diferencias entre el antiguo y el nuevo Jean-Claude. Creía en la competencia fiscal y todavía sigo creyendo en ella pero tiene que ser justa”, ha defendido Juncker anunciando otra propuesta en junio para controlar la actividad de los intermediarios que ofrecen asesoría fiscal. “Los políticos no están informados de las idas y venidas de los intermediarios. El primer ministro luxemburgués no se conoce el registro mercantil de memoria. Para conseguir transparencia es necesaria nueva legislación porque los gesto intermediarios se buscan atajos y caminos ocultos”, ha justificado.

Juncker ha reiterado que nunca cerró acuerdos a la carta con multinacionales porque “de eso es competente la hacienda fiscal y no el gobierno aunque fuera yo el ministro que firmase las leyes” y ha confirmado que la lista de paraísos fiscales que esperan cerrar a finales de este año no incluirá territorios de la UE. “No vemos la obligación de actuar. Si hubiera casos graves no lo excluimos pero habría que ver caso por caso”, ha explicado.

0 Comentarios
cargando