Ir a contenido

HISTORIAS MÍNIMAS

Protopenedès: el ceramista del siglo XXI

La compañía se avanza a imprimir en 3D porcelana, gres y terracota

CARME ESCALES / BARCELONA

Martí Baltà, de Protopenedès.

Martí Baltà, de Protopenedès. / PAU MARTÍ

Cuando la evolución tecnológica consigue abrazar el pasado y el futuro, en el momento presente, surgen proyectos como los que realiza Protopenedès. Esta empresa de modelado, diseño y prototipado de formas y volúmenes, creada en el 2014 por Martí Baltà (Barcelona, 1982) ha conseguido poner materiales como la porcelana, el gres y la terracota, protagonistas en el arte escultórico tradicional, en manos de la impresión 3D. Gracias a ello ha logrado que sea la innovación tecnológica, con la impresión directa en cerámica, la que consiga acabados, en formas y dimensiones, que en la escultura de toda la vida serían muy difíciles de obtener. “Y abaratamos costes, porque nos ahorramos el 50% de los pasos del método ancestral, y tardamos un 75% menos de tiempo en producirlo”, apunta Martí Baltà.

En su empresa se imprime en 3D también utilizando otros materiales, como resinasplásticosiliconasporexpan nylon. Hacen moldes y primeras piezas que firmas industriales o artistas particulares toman de referencia para futuras creaciones o producciones en serie. Pero su máxima innovación ha llegado de la mano de la cerámica, gracias al bagaje del taller familiar de cerámica que regenta su padre. “Protopenedès nace, en realidad, de hibridar nuestras aplicaciones y conocimiento sobre escultura y la investigación de las posibilidades de la impresión en 3D”, puntualiza este escultor del siglo XXI. “Conocemos las necesidades técnicas de la cerámica, tiempos y temperatura de cocción para la post-producción, y las propiedades de materiales tan nobles como la porcelana. Eso nos permite controlar desde el diseño en pantalla hasta el acabado de una pieza”, añade Baltà.

'PARTNERS' Y CLIENTES

Protopenedès tiene dos aliados de trabajo. Sio2, la empresa de Esparreguera fabricante de pastas cerámicas y arcillas para moldear, es su partner inversor, “nos ha inyectado un fondo para investigar materiales”, explica Baltà. El Institut Químic de Sarrià (IQS) es su partner tecnológico. “Haber conseguido imprimir cerámica en 3D nos abre un campo importantísimo de posibilidades como herramienta para el mercado de la arte y el diseño y prototipado industrial”, añade el fundador y Project manager de Protopenedès, donde trabajan cuatro personas. Este año, la empresa espera alcanzar una facturación de 45.000 a 50.000 euros. La inversión inicial con la que se puso en marcha fueron 250.000 euros. Sirvieron para preparar el taller, en el que ordenadores, impresoras y hornos de cocción hacen abrazar ese pasado y futuro, en el hoy, con barro, productos químicos e instrumental de varias generaciones.

Los trofeos de los premios Butaca de teatro de Catalunya surgen de ese taller, que también moldea e imprime piezas para empresas del sector del juguete, como IMC y Planeta d’Agostini; y compañías como Disney, Universal y Cartoon Network, ayuntamientos como los de Barcelona y Vilafranca del Penedès, o entidades como la Associació Setmana Medieval de Montblanc. Para esta última ideó un dragón articulado y pensado para que ser movido por dos personas. Es el símbolo de la Setmana Medieval de Montblanc.

0 Comentarios
cargando