Ir a contenido

REGULACIÓN DE LOS GRUPOS DE INTERÉS

Qué es un lobby y otras cuatro dudas más

Los grupos de presión ofrecen transparencia para acabar con la mala fama

ROSA M. SÁNCHEZ / MADRID

Sede de la Real Academia Española (RAE) en Madrid.

Sede de la Real Academia Española (RAE) en Madrid.

¿QUÉ ES UN LOBBY?

La Real Academia de la Lengua Española acepta el término lobby como equivalente a “grupo de presión”. El término alude a toda organización de carácter social, económico y de ciudadanos que lleve a cabo acciones para influir en los poderes públicos en defensa de los intereses comunes de sus miembros. Un lobby es una asociación empresarial, pero también una empresa, un sindicato, una oenegé, una asociación de consumidores o una iglesia.  

¿Y UN LOBBISTA?

"Lobista" es la persona que asume la tarea de representar al lobby. Puede ser alguien de la propia organización o un profesional externo (un despacho de abogados, de economistas o de relaciones públicas) cuyos servicios son contratados.

¿POR QUÉ TIENEN TAN MALA FAMA?

Según Joan Navarro, vicepresidente de Llorente y Cuenca, la mala prensa de los lobbies nace de las prácticas en EEUU, donde financian los partidos políticos y las campañas de sus candidatos y luego presionan en la elaboración de las leyes, un modelo diferente al que existe en Europa. A cambio, gozan de fama de eficacia. Se atribuye al presidente Kennedy la frase "los lobistas me hacen entender un problema en 10 minutos, mientras que mis colaboradores tardan tres días".

¿Y EN EUROPA?

Según un estudio de la oenegé Transparencia Internacional, más del 50% de los europeos creen que su gobierno está en gran medida o enteramente guiado por unos pocos y poderosos intereses.

¿QUE PASA EN ESPAÑA?

En el informe sobre España financiado por la CE bajo el proyecto ‘Lifting de Lid on Lobbying” (“Levantando la tapa de los lobbies”) en el 2014 para 19 países se presentan casos en distintos sectores como energía, salud, financiero, telecomunicaciones o construcción, relacionados con riesgos de corrupción y con malas prácticas. Para Jesús Lizcano, presidente de Transparencia Internacional España, "la mejora de la transparencia y la integridad en el ámbito del lobby contribuiría a distinguir el lobby de las actividades corruptas o faltas de ética, a equilibrar el campo de juego en la toma de decisiones, y en definitiva, a lograr  mejores leyes y políticas para todos".

0 Comentarios
cargando