Ir a contenido

Los planes de pensiones rinden la mitad que la bolsa

Solo tres fondos de jubilación de un total de 335 superan la rentabilidad del Ibex en 15 años

Un estudio del IESE refleja que "pocos gestores se merecen las comisiones que cobran"

Agustí Sala

Pensionistas en una calle de Valencia.

Pensionistas en una calle de Valencia. / MIGUEL LORENZO

Solo tres de los 335 fondos de pensiones con 15 años de historia arrojaron desde el 2001 una rentabilidad superior a la del Ibex-35, la principal referencia bursátil española, y los bonos del Estado a ese periodo. Fiel a su cita anual, el estudio que realiza el profesor del IESEPablo Fernández, insiste en que "los datos indican que pocos gestores se merecen las comisiones que cobran". La evolución experimentada por estos instrumentos tampoco justifica la discriminación fiscal existente en favor de estos, agregan los autores. 

Los datos son muy claros con respecto a los instrumentos llamados a complementar las pensiones públicas y que la patronal aseguradora, Unespadefiende como herramientas cuasiobligatorias para paliar las carencias de las prestaciones de la Seguridad Social. Y los resultados no difieren demasiado de las de los estudios que analizaron los periodos 2000-2015, 1999-2014, 1998-2013. Entre diciembre del 2001 y el mismo mes del año pasado, la rentabilidad de los fondos de pensiones se situó en una media anual del 2,03%, por debajo de inflación media del periodo (2,29%), de la de los valores del Ibex-35 (5,24%) y de los bonos del Estado a 15 años (5,27%).

Además, un total de seis de estos instrumentos de previsión registraron rendimiento negativos o, para ser más concretos, pérdidas, durante el mismo periodo analizado. Según los autores, a pesar de que la propia publicidad de los planes afirma que seguir una referencia del mercado "no satisface las necesidades" de los clientes, "no batirla les satisfará todavía menos".

GARANTIZADOS

En todo caso, si se distingue entre categorías, los garantizados (en los que normalmente una aseguradora o banco garantiza una rentabilidad) fueron los que más rendimiento ofrecieron, con una media del 3,34% de media y un máximo del 5,28% y un mínimo del 1,95%. Los peores resultados son para los fondos de renta fija a corto plazo, con una media del 1,43%, un máximo del 2,59% y un mínimo del -0,02%. El mayor descenso fue para algún fondo de renta variable, con una pérdida del 1,75% en este periodo de 15 años.

La diferencia de rentabilidad es evidente. "Un euro invertido en diciembre del 2001 en Bestinver Ahorro y Futurespaña" (los fondos más rentables durante el periodo estudiado) "se convirtió, respectivamente en 4,02 euros y 2,68 euros, mientras que el invertido en Penedès P. Euroborsa 100 (el menos rentable) se convirtió en 0,77 euros", ilustra el estudio

CARGOS Y GESTIÓN  

Fernández destaca que comparar la rentabilidad de los fondos "con la inflación, los bonos del Estado y la bolsa española, sí proporciona luz para enjuiciar la gestión de los fondos y su composición". De todas formas, "las elevadas comisiones" que se aplican a los fondos "explican solo parcialmente "la pobre rentabilidad de los fondos de pensiones". Y eso es así porque otra parte corresponde "a la distribución de la cartera de inversiones", así como a la "gestión activa", mediante la que el gestor realiza compras y ventas para modular la rentabilidad.

El problema es que, con los datos que se facilitan por parte de las gestoras, es difícil determinar si se ha generado valor para los partícipes mediante la gestión activa, aunque sí que se ha hecho "para los departamentos de bolsa que realizaron las compras y ventas de valores (cobraron comisiones que pagaron los partícipes)", destacan los autores del estudio.

MÁS DE 1.000 MILLONES EN COMISIONES

Según los datos de la dirección general de Seguros, el importe ingresado por comisiones de planes de pensiones ascendió a 563 millones de euros en el 2002. Las cifras fueron subiendo hasta situarse en 1.013  millones en el 2008, por debajo de los 1.050 millones del 2007.

El informe concluye que el resultado global obtenido por los fondos de pensiones "no justifica en absoluto la discriminación fiscal a favor del mismo". Incluso, en varios casos, "los inversores en fondos de pensiones perdieron la desgravación fiscal que les regaló el Estado para inducirles a invertir en dichos fondos en menos de cinco años (vía comisiones e ineficiencias en inversión y gestión".

Fernández cuenta para el estudio con la colaboración de Vitaly Pershinz, también del IESE; del investigador independiente Pablo Fernández Acín e Isabel Fernández Acín, de la Universidad de Navarra. Un análisis más detallado permite deducir que existe muy poca vinculación entre el volumen de patrimonio y la cantidad de partícipes que gestiona el fondo y la rentabilidad. En conclusión: los fondos con mayor rentabilidad no suelen ser los que tienen mayor patrimonio ni mayor número de partícipes.