23 oct 2020

Ir a contenido

REUNIÓN EN LA CUMBRE

Las pensiones se imponen como prioridad en el diálogo social

Sindicatos y empresarios se reprochan el retraso en el acuerdo salarial

MERCEDES JANSA / MADRID

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, se ha reunido hoy con los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Pepe Álvarez, y los presidentes de CEOE y de Cepyme, Juan Rosell y Antonio Garamendi, para hablar sobre pensiones. / AGUSTIN CATALAN / VÍDEO: EUROPA PRESS

Las pensiones son la prioridad en el diálogo social. Tras la reunión celebrada esta mañana entre los líderes sindicales y empresariales con la ministra de Empleo, Fátima Báñez, la búsqueda de fuentes de financiación para el sistema de prestaciones de la Seguridad Social se ha impuesto como el primer tema a acordar entre los interlocutores sociales. No obstante, la posibilidad de una subida por encima del mínimo del 0,25% para el año que viene aún se ve lejana, por no decir imposible, aunque las centrales y los partidos de la oposición en el Parlamento mantendrán la presión ante el debate de los Presupuestos Generales del Estado para el 2017. 

El agotamiento del Fondo de Reserva, el aumento de las pensiones de los nuevos jubilados con carreras laborales más largas y sueldos más abultados frente a la menor aportación en cuotas de los nuevos empleos de sueldos muy bajos, son las señales de alarma que se han creado en torno a la sostenibilidad del sistema que, por otra parte, nadie pone en cuestión.

En paralelo al debate que se desarrolla en la comisión del Pacto de Toledo, Ignacio Fernández Toxo (CCOO), Pepe Álvarez (UGT), Juan Rosell, (CEOE), Antonio Garamendi (CEPYME) y la ministra Báñez han acordado crear una comisión para debatir sobre de dónde tendrán que salir las nuevas fuentes de financiación de las pensiones a corto, medio y largo plazo.  

El factor de sostenibilidad, que deberá aplicarse desde el 2019 y supondrá una reducción de la cuantía de las pensiones, es algo que las centrales quieren suprimir de la actual legislación. Pero la prioridad es cómo inyectar más fondos de forma urgente y, después, cómo mejorar los ingresos.

Por su parte, los empresarios son más refractarios a hacer cambios en profundidad. Rosell ha señalado tras el encuentro que el sistema no dejará de tener problemas hasta que no se vuelvan a lograr los niveles de empleo de antes de la crisis y ha remachado que en estos años "las pensiones han seguido creciendo". Con una idea parecida la ministra de Empleo ha subrayado que "el empleo es la prioridad para la sostenibilidad" del sistema.

Los agentes sociales y el Gobierno han acordado también reunirse en comisiones técnicas para tratar otras cuestiones como la creación de empleo de calidad, el programa de garantía juvenil, la reforma del Estatuto de los Trabajadores, un plan de choque para los parados de larga duración, la mejora de las prestaciones por desempleo y la ley de Mutuas.

Tras las vacaciones de Navidad, sindicatos y patronales volverán al diálogo bipartito, desarrollado hasta ahora con cierta lentitud, para lograr un acuerdo en materia salarial y de negociación colectiva.

NEGOCIACION COLECTIVA

Hoy ambas partes se han lanzado reproches sobre quién es el responsable de que el acuerdo no se haya logrado. La CEOE y la CEPYME consideran exagerada la petición sindical de incrementar los sueldos hasta el 3%, mientras que CCOO y UGT se quejan de la resistencia de los empresarios cumplir con el pacto aún vigente que marca una subida del 1,5%. Los convenios firmados hasta ahora apenas llegan al 1,2%.

"Nos hemos enterado por la prensa de unos números", ha dicho Rosell en referencia a la petición sindical "pero no estamos entorpeciendo ninguna negociación". Con anterioridad  Toxo ha lamentado el poco interés de la patronal en negociar, a diferencia de hace cuatro años, y ha pedido alguna presión del Ejecutivo a los empresarios ya que ha afirmado: "El Gobierno solo insta a llegar a acuerdos, pero eso no es suficiente".