efectos de un defecto de fabricación

Samsung modera su caída en la bolsa tras la retirada del Galaxy Note 7

La firma coreana bajó en mercado de Seúl el 0,65% tras llegar a caer casi un 3% durante la sesión

El gigante tecnológico prevé que sus beneficios caerán el 30% por el fallo de fabricación

El Samsung Note 7.

El Samsung Note 7.

2
Se lee en minutos

Samsung continuó estet miércoles con pérdidas en la Bolsa de Seúl tras la retirada del mercado de su 'smartphone' Galaxy Note 7 por los persistentes casos de combustión de estos terminales. Pese a ello, moderó su retroceso hasta el 0,65% tras llegar a caer casi un 3%.

En la víspera, Samsung se hundió el 8,04% tras anunciar que congelaba las ventas de estos teléfonos y pedir que no se usaran, al conocerse nuevos casos de combustión de aparatos que la empresa había entregado como reemplazo de los primeros teléfono inteligentes defectuosos, que también se habían incendiado.

Samsung Electronics revisó este miércoles drásticamente a la baja su previsión de beneficio operativo para el trimestre julio-septiembre un día después de anunciar que dejará de producir el teléfono Galaxy Note 7 debido a los repetidos casos de combustión del aparato.

La empresa surcoreana señaló en un comunicado que prevé una ganancia operativa de 5,2 billones de wones (unos 4.192 millones de euros), lo que supondría el 29,63% menos comparado con el tercer trimestre del 2015. El pasado viernes la compañía, que presentará resultados definitivos a final de mes, había pronosticado que su beneficio operativo crecería un 5,5% hasta los 7,8 billones de wones (unos 6.289 millones de euros).

Ya que tanto los dispositivos que originalmente estaban afectados por el problema de sobrecalentamiento como sus -también defectuosos- repuestos se consideran peligrosos, la empresa tendrá que retornar a sus clientes el importe (de 882 dólares en Estados Unidos) cuando devuelvan los más de 2 millones terminales vendidos. Por ello, Samsung ha recalculado su facturación para dicho periodo hasta reducirla a unos 47 billones de wones (unos 37.859 millones de euros), lo que supone el 4,09% menos comparado con su pronóstico del viernes y el 8,94% menos con respecto al trimestre julio-septiembre del año pasado.

Noticias relacionadas

La decisión, sin precedentes en el sector de telefonía móvil, de la empresa y su silencio sobre la naturaleza del fallo de las baterías plantea varias dudas sobre los planes estratégicos del gigante surcoreano.

Las acciones de Samsung, uno de los valores de referencia en la Bolsa de Seúl, llegaron a perder el 2,93% durante el primer tramo de negociación de este miércoles, aunque posteriormente esta caída se fue moderando hasta quedar por debajo del 1%. Su desplome en la víspera fue el mayor desde el 2008 y sucede a otras seis caídas diarias mayores al 4% que ha registrado Samsung a lo largo de este año relacionadas con el lanzamiento de su nuevo dispositivo insignia de alta gama y sus problemas posteriores.