07 jun 2020

Ir a contenido

IDEAS DE NEGOCIO

La TV sin perder el tiempo

Una vez obtenidos 1,5 millones de euros de Cabiedes, Inveready y Evolvia, Tviso se empieza a plantear entrar en el mercado de Reino Unido con el objetivo de desembarcar a medio o largo plazo en EEUU

AGUSTÍ SALA / BARCELONA

Un agregador audiovisual para ver en cada momento lo que se quiere ver. En esencia esa es la propuesta de Tviso.com (es.tviso.com): «una nueva manera de entender la televisión», destaca Oriol Solé, fundador del proyecto junto con Andreu Caritg y David Tardà.

Una vez cerrada una ronda de financiación de 1,5 millones de euros en la que han participado Cabiedes & PartnersInveready y Evolvia, el objetivo que tienen ahora es reforzar el productoconvertir el servicio en multiplataforma y afrontar una primera fase de expansión internacionalReino Unido, donde existe una mayor cultura de suscripción televisiva, será uno de los primeros mercados que probarán, con la vista puesta «a medio o largo plazo» en EEUU.

Junto con los tres nuevos socios financieros están una docena de pequeños inversores o 'business angels' que les acompañan desde el principio de su aventura empresarial.

En la actualidad, Tviso cuenta con una base de datos con unas 26.000 series, más de 200.000 películas, 25.000 documentales o 5.800 programas de TV, además de 15 millones de críticas y más de 60 millones de valoraciones de usuarios. En las oficinas que tienen en el barrio de Mira-sol en Sant Cugat del Vallès trabajan 14 personas.

Desde la plataforma se puede encontrar el entretenimiento que se busca entre toda la oferta de videoclubs on line, como Netflix; y televisiones en abierto o de pago (como Movistar +). También se pueden personalizar los canales disponibles y comparar precios para hallar la mejor oferta. A su vez se generan recomendaciones personalizadas relevantes a partir de los gustos y fuentes disponibles de cada usuario. En breve habrán indexado la oferta de deportes, explica Solé. Esta herramienta podría equipararse a una especie de Google, pero audiovisual.

Para reforzar su oferta han hablado con la industria y los proveedores e incluso han llegado a acuerdos. Y es que los tres fundadores de Tviso han vivido algún disgusto por operar en negocios innovadores en los que la frontera legal puede ser difusa. Aún tienen abierta en un juzgado de Cerdanyola del Vallès una causa de la época en la que tenían en marcha el portal Series.ly.

Aunque decidieron cerrar ese agregador cuando entró en vigor la nueva ley de propiedad intelectual, fueron objeto de una redada policial y pasaron una noche en los calabozos de la comisaría de La Verneda, en Barcelona, como consecuencia de una denuncia de las majorslos grandes estudios de Hollywood. La denuncia está pendiente de archivo o de que haya un juicio.

FACILITAR EL ACCESO

Pero, tras el susto vieron que había «mucho que hacer». Solé asegura que «si se facilita el acceso, la gente deja de hacer descargas ilegales. Es una cuestión de facilidad».

Tviso es gratuito, pero si el usuario se registra logra un servicio más personalizado. El modelo de negocio se basa en tres pilares. El primero es la publicidad. «Sabemos monetizar las visitas», gracias a los proyectos desarrollados en los últimos años. Series.ly tuvo miles de usuarios y resultó un gran negocio hasta que tuvieron que cambiarlo. Otra vía de ingresos será cerrar acuerdos con proveedores, como las cadenas de TV, para intermediar altas. Y la tercera, servicios a terceros, como carteleras interactivas.

Su mayor ocupación es hoy el encaje entre el producto y quien lo emplea para luego crecer en la base de usuarios y la experiencia de uso, extendiendo Tviso al móvil y las smart-TV. Ya están llevando a cabo pruebas con Android Apple TV.

Pese a ser treintrañeros, los tres emprendedores tienen una dilatada historia en internet. Su primer proyecto fue Patata Brava, a principios de los 2000, una red social para estudiantes nacida antes que Facebook y que Tuenti. Pero, con el objetivo de concentrarse en Tviso , Solé, Caritg y Tardà acaban de cerrar un acuerdo con la italiana Docsity, que de esta forma integra Patata Brava en una red internacional.

«El mercado de la TV cada vez es más complejo y fragmentado. La gente busca un uso más eficiente de su tiempo», dice Solé. Y de ahí la necesidad de una herramienta que ponga al alcance de los telespectadores todo el contenido con derechos de emisión en España. En resumen, ver lo que se quiere ver en cada momento, sin ninguna demora. Una verdadera TV a la carta.

Temas Internet