Ir a contenido

MÁRKETING DIGITAL

Twitter ya es una tienda de coches

Nissan entrega a un barcelonés el primer vehículo vendido por la red social como un reto para las marcas

Antoni Fuentes

Raúl Escolano, con su coche comprado a través de Twitter.

Raúl Escolano, con su coche comprado a través de Twitter.

Las redes sociales han entrado con fuerza en el sector del automóvil, aunque no se han convertido en una amenaza para los concesionarios. Hasta ahora. La primera compra de un coche llevada a cabo en Twitter como un experimento de un especialista en márketing de Barcelona ha atraído las miradas de las marcas, de los concesionarios y de la comunidad de las redes sociales. 

Todo empezó como un juego, provocación, experimento de Raúl Escolano en marzo de este año, cuando tomó la decisión de comprarse un coche. Intentó unir dos de sus pasiones: el márketing, al que se dedica profesionalmente, y Twitter, una red en la que tiene una presencia muy activa con casi 3.000 seguidores. Escolano creó un 'hastag' (#compraruncocheportwitter) para anunciar su iniciativa y abrió un periodo para recibir ofertas que se ajustaran al tipo de vehículos que quería; un coche de siete plazas, de gasolina, cómodo, seguro, con alto contenido tecnológico y con techo abierto (opcional).

A las 15 horas de lanzar su reto, llegó la primera oferta. En pocas horas, había recibido un total de 13 ofertas de marcas o concesionarios que, en algunos casos, no entendieron el experimento planteado e intentaron reconducir el proceso de compra hacia el formato tradicional de visita a la tienda. Además, recibió ofertas para contratar el seguro y comprarle el vehículo de segunda mano. 

Ante las dudas que tenía el protagonista, optó por consultar a sus seguidores con una encuesta de la que salió ganador el modelo Nissan X-Trail con un 43% de los votos. La oferta ganadora fue la del concesionario Antamotor de Nissan en A Coruña y Ferrol, que ya ha colocado en su perfil de la red la etiqueta de "primer concesionario europeo en vender un coche por Twitter". La entrega del vehículo se hizo en Barcelona después de enviar al propietario el contrato por correo y de cerrar el trato íntegramente por la red social. 

BUEN CANAL DE COMUNICACIÓN

Raúl Escolano considera que, después de su experimento, las redes sociales pueden ser una fórmula útil para comercializar vehículos. "El como se compran, solicitan e incluso se interesa el publico por un bien o servicio está cambiando y las redes sociales son un claro ejemplo de ello", ha indicado Escolano en una entrevista a través de Twitter. "Son las marcas las que han de darse cuenta que el medio no es solo de una via (solo ellos emiten mensajes) sino que permite que la gente interactúe con ellas, pida, se queje... felicite".

El concesionario gallego asegura que respondió a Escolano por la filosofía de "escuchar" al cliente, lo mismo que hubieran hecho si con una llamada, un 'email' o una visita al concesionario. "Las redes sociales son un canal de comunicación bueno en ambas direcciones; las marcas están acostumbradas a emitir mucho y ahora empieza el tiempo en que tenemos que escuchar mucho", asegura el 'community manager' de Antamotor. Sin embargo, la importancia de la compra de un coche hace que sea "una elección pasional", en la que es importante "tocar el coche, probarlo para notar sus condiciones dinámicas, si entra en el garaje, si le gusta a nuestra pareja...". El ganador del experimento asegura que no tuvo la sensación de "subasta" en ningún momento. "Intentamos convencer a @Escolano de que nuestro coche era el que más se ajustaba a lo que pedía (7 Plazas, amplio, tecnológico), Utilizamos Periscope para que pudiese ver el coche". El comprador tampoco concreta si logró un buen precio gracias a la compra por Twitter.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.